Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Magda

EN LA ZONA DE STRIKE

Cuan feliz debe estar (donde quiera que sea su lugar ahora) el Dr. Selim Melgem por dos grandes razones: ver lo enorme que ha crecido esa serie de aventuras de equipos sinaloenses por Irvine, que comenzaron con aquella invitación que le hicieron unos norteamericanos en el Torneo de Las Américas de El Imparcial de Hermosillo, y saber que será el nombre de su compañera de vida el que le sea impuesto a la delegación que protagonizará esta incursión número 19 en el Memorial Day.

Recordamos aquellos primeros años del galeno por Irvine. Lo mucho que nos insistía para que tramitáramos la visa y los acompañáramos hasta que lo logró, sus ocurrencias (el buen humor fue su tatuaje) con aquel manejo del inglés "sofisticado" que le permitía comunicarse con los ampayers (hey blue ¡time! perrrmitirrme amarroarme los zapatous) de forma singular, pero siempre predicando con caballerosidad ante semejante responsabilidad. Y claro, Magda siempre a su lado no sólo de manera moral sino involucrándose activamente en todo.

Fueron decenas de niños-jóvenes a los que el Dr. Selim alentó con su mano amiga. Uno de ellos, claro, lo fue Fernando Hernández que, agradecido (como se debe ser en esta vida), ha tenido este gran acierto de homenajear el legado del doctor a través de la mujer que lejos de "dejarlo ser" lo acompañó siempre, hasta ser en su momento pieza clave de estos viajes.

Muchos recuerdos bombardearán la mente de esta buena mujer al regresar a Irvine. En esos campos sus hijos Carlos y José Luis jugaron y cosecharon amistades que perduran y fue en esos mismos escenarios que su marido inició una travesía que hoy, con el Comité Promotor que inició el Lic. Amadeo Zazueta y ahora dirige Hernández, es un modelo de organización.

[email protected]