Opinión

Mala imagen

Por: ROMPEOLAS .

Mala imagen. Mazatlán sigue inundado de basura e incluso los contenedores que están ubicados por el malecón rebosan. Turistas que se mueven entre concreto, fierro, cartones y plásticos se sorprenden que en plena zona turística se tengan desechos. Los visitantes que disfrutan de las playas suben al malecón y dejan sus bolsas con sobrantes de comida y todo tipo de desechos. Parece que los trabajadores de Aseo y Limpia se han olvidado de retirar la basura y esto ocasiona que se despidan fétidos olores y se aprecien cucarachas y roedores. La autoridad debe tener mucho cuidado, pues los visitantes hasta fotos toman y eso puede perjudicar la imagen del destino. 

Para no variar. En las colonias populares el problema es el mismo. En algunos sectores la gente acostumbra sacar la basura de mañana, y ante la tardanza del camión, los perros y gatos se encargan de regarla por las calles. Además de la acumulación de desechos, los ciudadanos tienen que soportar el tufo a aguas negras que provocan las fugas debido al mal estado de la red de drenaje. En la avenida De las Torres, de la colonia Flores Magón y el acceso al parque Bonfil, se presentaron derrames que molestaron a peatones y comerciantes de comida. La administración que encabeza Fernando Pucheta debe de ponerse las pilas para solucionar estos problemas que afectan la salud de los mazatlecos. 

Se le chispoteó. Luego de las críticas que recibió el alcalde Fernando Pucheta, a través de las redes sociales, por pedir a la gente que si dispara en año nuevo, lo haga con cuidado, el munícipe a través del departamento de Comunicación Social del Ayuntamiento, aclaró que “se trató en un error en mi decir”. Como autoridad, dijo, jamás consentirá la violencia, mucho menos alentará a que la ciudadanía festeje las fiestas con disparos.

Golpe al bolsillo. Aún no se presenta la cuesta de enero y los mazatlecos ya resienten los incrementos en productos básicos. Primero fueron las frutas y verduras, ahora, el dirigente de los tortilleros en Mazatlán, Martín Félix da la noticia de que en algunos negocios ya se vende el kilo en 18 pesos, un incremento de dos pesos respecto al precio que se manejó durante el presente año. La tortilla es el alimento que no puede faltar en las mesas de los ciudadanos, y sin duda, significará otro golpe al bolsillo cuando todos los empresarios de la masa uniformen el costo. El argumento que dan es que subieron los precios de los insumos, muy por encima de los ocho pesos que le aumentaron al salario mínimo. 

Polémica. Un tema fuertemente criticado y de mucha controversia en Escuinapa ha sido la condonación de Certificados de Promoción Fiscal del Estado de Sinaloa (Ceprofies) al Centro Integralmente Planeado, quien busca nuevamente después de 8 años que se les exente este impuesto. Por su parte, Fonatur durante varios años ha jugado con los gobiernos municipales a quienes promete recursos de compensación a cambio de la condonación de este impuesto que representa varios millones de pesos que dejará de percibir Escuinapa, como hace 8 años cuando en la administración de Sergio Crespo Hernández se dejaron ir 26 millones de pesos. En esta ocasión se ha sumado a la negociación la Secretaría de Desarrollo Económico. La pregunta es: ¿La cercanía que existe entre el gobernador Quirino Ordaz Coppel con el actual delegado Eduardo Bazúa influirá en la toma de esta decisión que puede beneficiar o perjudicar a los escuinapenses?

En esta nota:
  • Rompeolas
  • Mala imagen
  • Para no variar