Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Mano de obra infantil

NUESTRA OPINIÓN ESTATAL

No son pocas las veces que se ha tratado el tema sobre la contratación de mano de obra infantil, como al igual, no han sido pocas las veces que autoridades y empresarios agrícolas han ratificado el compromiso de respetar la ley y erradicar de los surcos a niños y adolescentes, sin que estos se cumplan.

Hoy, como todos los años, se realizan coloquios, reuniones donde se presenta defensa para los menores que siguen inmersos en campos agrícolas efectuando pesadas labores, en un esfuerzo por mejorar la economía familiar.

Sin embargo, estos encuentros se han convertido en simulacros de apoyo hacia los menores. El problema persiste en los campos agrícolas, aun y cuando se siga diciendo lo contrario; y quienes se erigen defensores de esos niños que dejan la escuela para ir a ganar unos pesos en el surco, lo hacen a través de una tribuna donde sólo pasa a ser palabra muerta.

Pero no de todo puede culparse a los productores agrícolas. Aquí también ha fallado, y en mucho, el gobierno.

Los agricultores se quejan contra la federación, y con mucha razón, de haber desaparecido el Programa de Niños Migrantes. En este año no se asignaron los recursos y no existe una partida presupuestal para cubrir los salarios de los maestros que imparten clases a 15 mil hijos de familias que vienen cada año a laborar en los campos del estado.

Otro punto que no es congruente con la ley, es que no existen políticas públicas para hacerle frente al desempleo de los jóvenes menores de 18 años que ya son jefes de familia.

Entonces, con toda esta maraña de leyes que no aterrizan y las necesidades de miles de familias que tienen la necesidad de sacar adelante a sus hijos, ¿cómo se podrá lograr que la mano de obra infantil sea verdaderamente erradicada del campo?