Opinión

Mano de obra infantil

GUASAVE

Por: Francisco Castro

Más allá de las declaraciones oficiales en las que afirman la erradicación de la mano de obra infantil, la realidad es que año con años los valles no sólo de Guasave sino de otros municipios, e incluso de otros estados, registran flujo importante de menores de edad que se ven "obligados" a trabajar ya sea para contribuir económicamente en sus hogares o simplemente para obtener un ingreso propio que les permita sortear las dificultades diarias.

Y es que el problema de fondo no es la falta de rigor en hacer cumplir la ley para abatir esta práctica que es violatoria de los derechos humanos, la clave sería que desde el gobierno federal se implementen acciones reales y palpables, no sólo en papel, que garanticen a los menores de escasos recursos un apoyo económico que les permita sufragar lo más esencial, que es la alimentación, el vestido, la educación y la salud, ambos factores claves en lo que la pobreza no cede pese a los anuncios rimbombantes de uno y otro gobierno de cualquier nivel.

Si los menores tuvieran garantizadas las anteriores cuatro coberturas, pero además miles de familias tuvieran mejores oportunidades de empleo y, desde luego, mejor remuneradas, las condiciones en este país de reformas serían diferentes.

Y es que no basta con salir en televisión y desgastarse más una imagen para anunciar "grandes transformaciones" y supuestas reformas que vendrán a cambiar el rumbo del país, cuando en cada estado, en cada municipio, en cada ciudad y casi en cada localidad de México, existen familias que a diario padecen hambre, que muchos de ellos se ven obligados a buscar cualquier forma de ingreso y que desgraciadamente para muchos no queda de otra que meter a los niños en una dinámica de trabajo.

Esperemos que esa iniciativa presentada en días pasados por el presidente Peña Nieto para la Protección de los Derechos de los Niños garantice lo que hasta hoy nadie ni ninguna ley ha garantizado, pues siguen existiendo las mismas prácticas y los mismos abusos hacia este sector de la población tan vulnerable.