Opinión

Manuel Camacho Solís creó el “Reforma”

SATIRICOSAS

Por  Manú Dornbierer

¿Qué NO? Entonces expliquen por qué y cómo el regente del entonces México D.F. personero de Carlos Salinas, Manuel Camacho Solís, cedió al dicho diario el gran y muy caro terreno que se encuentra en la avenida Cuauhtémoc de Mexico City, eximiéndolo de impuestos y de pago hasta de su agua. ¿Está o no está Reforma en el Fobaproa, nada menos que con 150 millones de dólares de deuda? 

En 1993 hicieron muy bien el show de la inauguración de un periódico libre, diferente, y mexicano, aunque los hijos Junco viven en Austin, Texas, al amparo de cierto editor gringo. En aquel momento Carlos Salinas ya se había arreglado con George Bush, padre, para destruir a Pemex. 

La negativa de los vendedores usuales de periódicos en la ciudad, que no quisieron romper la costumbre de “no hay periódico en días festivos” se negaron aquel 20 de noviembre de 1993 a cambiar de idea, sirvió para que la gente fifí, creyera que se estaba obstaculizando la libertad de expresión, que muy pocos ejercíamos, la neta. Uy, se sintieron héroes y defendieron al “ninguneado” nuevo diario “libre” con la espada en la mano. Mi admirada amiga Mariví Llamas me habló para invitarme a salir a la calle a manifestar mi amor a la libertad de expresión. Ella fue con gran entusiasmo. La habían invitado a escribir y luego no le cumplieron. 

Pero hablemos de Manuel Camacho, mano derecha de Carlos Salinas de Gortari, que al final lo traicionó. Manuel nació el 30 de marzo de 1946 y murió el 5 de junio de 2015, en la Ciudad de México en circunstancias (según leí) muy dolorosas, con un cáncer cerebral. Fue uno de los pocos políticos en que creí y con el que hice amistad. Incluso le organicé con mi gran amigo Roberto Trauwitz, dueño de las famosas Bodegas del Molino, en Puebla, un grupo de apoyo para la candidatura presidencial, que, de acuerdo con una promesa de juventud, Salinas debía darle a él primero y le pasaría después a otro amigo, Ruiz Massieu. Y ya vimos como se torció el destino. 

La verdad es que tardé en darme cuenta que “Camacho” no era lo que “Manuel” nos hizo creer. Lógico, era peón de Salinas. Lo grave en el caso, entre otras cosas, pues era muy hábil para hacernos creer que era limpio e independiente, es que resultó ser el indigno creador del salinista periódico “Reforma”, muy hábilmente disfrazado. Asimismo, sabía quién era quién en la prensa. Sabía quién jalaría con Salinas y quién no. Conociéndome me hizo el justo honor de excluirme y mientras, de la mano de otro amigo Pedro Sol, fui dar con Carlos Monsiváis a El Financiero, él para el domingo y yo para el sábado. Hablo de El Financiero fundado por Rogelio Cárdenas, ese sí “de una pieza”, quien por desgracia murió muy joven. Se publicaba solo entre semana, pero al llevarse “Reforma” y pagar muy bien a muchos de sus colaboradores, contrató a otros, entre ellos a la que esto escribe, corrida del Excélsior por Raúl Salinas de Gortari (1991) y haciendo berrinche en tanto no se largara Salinas. Quién iba a pensar que el periódico que fundó pasaría a manos de ... Salinas, como demuestran ciertas presencias en él, siendo la más lamentable la del sobrino de Pinochet, Pablo Hiriart. 

Hoy por hoy AMLO menciona a diario ese periódico en su conferencia Mañanera y hace mal. Se nota que lo lee y le da rabia. Le está haciendo el juego. Debería dejarnos en paz con el Reforma en vez de hacerle propaganda al diario de los Junco, cuyo padre, el dueño de “El Norte” de Monterrey, describíó con esta frase: Cría cuervos y te sacarán los ojos. 

Volviendo a Manuel ... “Antes de la conflictiva toma de posesión de Salinas el 1 de diciembre, Camacho Solís como dirigente del tricolor fue el emisario del entonces presidente electo ante los gobiernos de distintos países europeos, para calmar los ánimos y confirmar el triunfo. Su cercanía con Salinas le valió ser nombrado por el Mandatario regente del entonces Departamento Distrito Federal para el sexenio 1988-1994. Fractura. Sin embargo, su relación con el presidente se fracturó cuando llegó el momento de que éste nombrara a su sucesor como candidato del PRI a Democrático (PCD), luego con el PRD, etc. (según la redacción misma de Reforma): 

Después de todo lo que pasó en ese terrible 1994, del asesinato de Colosio en marzo, de Ruiz Massieu en septiembre, obviamente Manuel se alejó de Salinas que sin embargo lo puso a la cabeza de la ¿negociación del EZLN? 

Después, antes de irse al PRD, hasta intentó un partido político propio. En l999 Manuel fue candidato presidencial vs. Fox en las elecciones de 2000, por su Centro Democrático que creó y obtuvo solo 0.6 por ciento de votos perdiendo por supuesto el registro partidario, pero dijo y lo creo, que la escasez de votos se debió a que USA “no lo palomeó”. Y ya no volvió a levantar cabeza. ¿Cómo iban a apoyarlo si ya Joseph Córdoba Montoya tenía candidato y se llamaba Zedillo, si Carlos Salinas estaba al servicio total de George Bush, padre, al grado de construirle en su gran rancho Agualeguas de Nuevo León una pista especial para su gran Boing? Y si tenían entre todos estos ya muy bien planeada la destrucción de la emblemática Pemex.