Opinión

Mexicali y la frustrada cervecera

SATIRICOSAS

Por  Manú Dornbierer

EL ATROPELLO DEL ESTADO DE DERECHO DE CONSTELLATION BRANDS en Mexicali, la supuesta maravillosa inversión en un lugar en que no es precisamente abundante el agua, de la que se necesitan 4 litros para hacer una botella de cerveza que la beban los gringos de junto, me llegó bien explicado por gente de mi confianza descrita en un excelente texto del que tomo esta versión de los hechos. Lo dicho por Jaime Martínez Veloz, que debió ser candidato de Morena y no el ricote de Bonilla, desdice lo dicho en el periódico El Universal, como siempre a la derecha (chueca). 

“El sábado y domingo pasado se llevó a cabo una consulta ciudadana en Mexicali para saber el grado de aceptación o no de la ciudadanía acerca de la instalación de la cervecera Constellation Brands en el Valle de Mexicali, instalada en el centro del territorio agrícola de ese municipio. La lucha del Pueblo de Mexicali en contra de la instalación de esa empresa cervecera no es de ahora, ni es un capricho. La lucha data, desde el año 2016 en que gracias a las corruptelas de funcionarios del gobierno de Kiko Vega , hoy vinculados al Gobierno de Jaime Bonilla de Morena, decidieron empezar a construir las instalaciones de la cervecera Constellation Brands, sin contar con la aprobación de la Manifestación de Impacto Ambiental por parte de la Semarnat, ni tampoco de los permisos respectivos por parte de la Comisión Nacional del Agua. Es decir, empezaron a construir a la brava, escudados en las relaciones y corruptelas creadas entre funcionarios gubernamentales y directivos de la cervecera. Es pues una lucha que expresa los genuinos sentimientos de un pueblo, que se ha defendido estoicamente, aguantando los vendavales de agresiones, descalificaciones de los funcionarios gubernamentales y empresariales”.

La Consulta fue organizada por el gobierno federal a través de funcionarios de la Secretaria de Gobernación y Secretaría de Bienestar. Las organizaciones en resistencia solicitaron que se postergara la consulta, debido a la emergencia de la pandemia. “No obstante esta razón de peso, el gobernador Jaime Bonilla, se empecinó en realizarla, no sin antes declarar su abierto, público y decidido apoyo a la empresa cervecera”.

“La postura del gobernador fue respaldada por la subsecretaria de Gobernación Diana Álvarez, quien vino desde la Ciudad de México a hacer campaña abierta y pública en favor de la compañía transnacional, incluso hasta las preguntas estuvieron diseñadas para inducir una votación favorable para la Constellation Brands. Sin embargo, a pesar de todo y teniendo todo en contra, el valeroso Pueblo de Mexicali, salió a votar y con un porcentaje contundente del más de 76 por ciento, la población que votó lo hizo para rechazar la instalación de esta empresa. Después de esta derrota, algunos empresarios y voces interesadas, han salido a cuestionar la consulta y los resultados de ésta. Ante estas pedestres acusaciones y con el propósito de aclarar paradas comento lo siguiente: Si alguien ha violentado el Estado de Derecho es la empresa cervecera y los gobiernos del Kiko Vega y Jaime Bonilla de Morena, que les han permitido construir sin tener los permisos de Conagua y de la Semarnat”. 

Y, LECTORES, AQUÍ VIENE LO MEJOR, el respeto del gobierno por el voto popular: 
“Así de claro, preciso y remarco: los millones de dólares que la empresa dice que ha gastado en la construcción de sus instalaciones, los ha hecho por su cuenta y riesgo, porque nunca ha tenido los permisos de Conagua, ni de la Semarnat ni de las propias Asambleas Ejidales tal como la ley marca. Por si esto fuera poco, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, ha aprobado un resolutivo en donde se establece con toda claridad, que el derecho humano al agua está reconocido en el sexto párrafo del artículo 4º de nuestra Constitución Política, el cual establece que toda “persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible”.

“Por ello preguntamos a los defensores oficiosos de la cervecera ¿cuáles son las normas que dicen que respetaron, si construyeron sin tener los permisos de Conagua y la Semarnat? ¿Cuál es el Estado de Derecho al que se refieren? ¿Al que les solapa todos sus abusos en contra de la población y de las normas ambientales? Por otro lado, ante el argumento de que con la cancelación de la planta se perderán 750 empleos, queremos señalar: los veinte millones de metros cúbicos que pretendía utilizar la cervecera, son el equivalente para sembrar 2 mil hectáreas en el Valle de Mexicali o en cuanto al uso doméstico equivale a una quinta parte del consumo de agua total anual de la zona urbana de Mexicali, es decir se podría dotar de agua a 200 mil personas. Además, estos 20 millones de metros cúbicos representan el 88% de las reservas actuales de la ciudad de Mexicali para garantizar el crecimiento y el desarrollo económico del municipio. La construcción de esta empresa cervecera se produce en medio de un territorio eminentemente agrícola, en donde de los poco más de 100 ejidos que existen en el Valle de Mexicali, más de 20 de ellos están sin agua y una población de 50 mil personas sufren la paradoja de tener tierras, pero no tener agua con que sembrar. Por si esto fuera poco, el anterior gobierno de Kiko Vega, a través de su secretario de Desarrollo Económico, Carlos Bonfante, actualmente vinculado al gobernador Bonilla de Morena, con dinero del erario, le construyó a la cervecera un acueducto de más de 400 millones de pesos. Esta acción plagada de corruptelas, que fue repudiada por la población cachanilla, en especial por la del Valle de Mexicali, que ha visto suspendidos todos los apoyos que tradicionalmente el gobierno otorgaba a las actividades agrícolas. Al mismo tiempo por este medio, denuncio la campaña rastrera de difamaciones, calumnias y persecución judicial a la que se han sometido a los dirigentes de las organizaciones de resistencia. Tenemos documentadas múltiples evidencias del reparto de panfletos, volantes, pagada por la cervecera y sus testaferros. Si algo faltaba para caracterizar la actitud inhumana y perversa de la trasnacional y sus cómplices gubernamentales, ha sido esta campaña canalla, ruin y cavernícola, en donde la vileza de sus acciones, demuestran de que están hechos quienes pretenden hacer del agua de Mexicali un negocio privado. Para esconder el fracaso de sus acciones ilegales y corruptas, hoy enderezan sus críticas a la figura del presidente de la República y dicen que fueron emboscados. Reconocen que estaban en pláticas con personeros del gobierno de Morena. Y que pensaban ganar la famosa consulta. Pero como perdieron, ahora están enojados y le reclaman al presidente haber perdido, lo que pensaban era solo un trámite. En este caso, deberán orientar sus baterías contra quienes, confiados en el control de los mecanismos de poder, presumían garantizarles un triunfo en una consulta, donde todo estaba del lado contrario al pueblo, tenían al árbitro, las boletas, los funcionarios de casilla, el dinero para acarrear votantes a su favor y todo lo que pudiera ayudar a cumplir este requisito”.

Jaime Bonilla no ha dicho ni una sola palabra del resultado de la consulta: “Sería interesante que los dolidos empresarios, le pidan cuentas del costo de las entradas que le entregaron en forma anticipada, durante la pasada campaña a gobernador. Minimizaron la capacidad de un pueblo, que durante más de 4 años, se había sostenido en una de las luchas más desgastantes, pero al mismo tiempo más aleccionadoras, que, ha fortalecido las convicciones y la experiencia de los luchadores en defensa del agua, los cuales tuvieron la capacidad para derrotar a los poderes económicos y políticos detrás de la empresa cervecera”.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo