Opinión

Una República Bananera

SATIRICOSAS

Por  Manú Dornbierer

Se equivocan rotundamente los que se imaginan que voy a seguir con el tema del México de antes como en mi libro “Los Periodistas Mueren de Noche” -publicado y vendido en miles de ejemplares en 1993 por Grijalbo- en el que llamaba yo a México “la República Bananera”. No podía decir entonces por la total censura el nombre de nuestro país ya que los Salinas Brothers me tenían en la mira y hasta me corrieron del periódico Excélsior.

Hoy se trata de USA la más espectacular República Bananera, muy evidente en el año 2020 y 2021, pero que ya tenía rato de serlo y no solo debido al inefable presidente Trump, dicen algunos colegas hoy por la pintoresca invasión de “trumpistas” al Capitolio. Ya sabemos el racismo que impulsó a ese presidente. Pero USA ya era un país bananero cuando estaba el Partido Demócrata en el poder por una razón especial: Hillary Clinton, la Secretaria de Estado de Obama. La más bananera del mundo que se había propuesto  y lo logró desbaratar a repúblicas verdaderas de Latinoamérica que querían dejar de ser bananeras pasándose a la Izquierda:

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Veamos. Hay en USA un presidente mulato, Barack Obama (madre blanca y padre keniano Hawái 1961) preparado e inteligente, que ganó las elecciones dos veces para gobernar de 2009-2017. Su colaboradora blanca de nombre Hillary Clinton, probablemente impuesta por los ricos y los banqueros como secretaria de Estado (lo que en México correspondería a secretaria de Gobernación) fue prácticamente nombrada por empresarios y banqueros blancos, entre ellos los birthers, fanáticos de la propia Hillary, que dudaban del lugar de nacimiento de Obama (birth en inglés es “nacimiento”) y decían que ese negro no podía ser presidente porque no había nacido en Estados Unidos, y terminaron por apoyar su gobierno cuando Hillary Clinton fue nombrada su Secretaria de Estado.

Esta mujer se comportó como la peor tercermundista vs muchos países latinoamericanos por ser de extrema derecha y destruyó para empezar a Honduras, cuyo presidente Zaldaña (2006-2009) de izquierda llevaba muy bien a su país hasta que Hillary metió mano y desde entonces no da golpe y produce millares de refugiados.

En Wikipedia se explica la razón que tenía Hillary para acabar con Honduras que desde entonces no ve la suya:

“Para finales de 2007, el gobierno del presidente Zelaya se aproximó a los gobiernos de tendencias socialistas, del nicaragüense Daniel Ortega, del venezolano Hugo Chávez Frías y el cubano Fidel Castro. El 9 de octubre de 2007, Manuel Zelaya visitó Cuba con una delegación de más de 40 personas conformada por empresarios, funcionarios, dirigentes de su partido y periodistas; el país no había sido visitado por un presidente hondureño en 46 años. Mientras que en diciembre Honduras fue aceptado como el miembro número 17 de Petrocaribe, una alianza petrolera impulsada por el mandatario venezolano. Poco después Zelaya dio un giro inesperado en la política nacional al anunciar que su gobierno sería de tendencia zquierdista y socialista, marcando el primer caso registrado de un giro político de la derecha hacia la izquierda en la región”.

Eso es lo que en realidad pasó con Honduras, cuando Zelaya era presidente y por cierto bastante amigo de un alcalde de Londres. Esto sucedió en otros países Latinoamericanos que se inclinaron hacia la izquierda: La propia Argentina, Venezuela, Brasil, Bolivia, Ecuador, Uruguay, Nicaragua …

En cambio la postura de México entonces resultó vergonzosamente ambigua porque en esos momentos en que el continente entero se “izquierdizaba” el México panista se portaba sí como República Bananera a la altura de cualquier país evidentemente vendido a la derecha mundial.

¿Y QUÉ TAL CHILE?

En cuanto a Chile, en donde Pinochet siguió siendo sotto voce poderoso con la supuesta aristocracia chilena, también metió la mano Hillary. Era una gran mentira eso de que se había sacudido al asesino y ladrón de Augusto Pinochet (tío del periodista chileno nacionalizado mexicano Pablo Hiriart 3.5.1956). Aunque gobernaba la gran Michelle Bachelet en el ejecutivo , quizá no pudo en su primer periodo hacer algo más serio contra la oligarquía de su país. Y cuando se quiso reelegir se lo impidió la propia Hillary, a mi entender de acuerdo con HAARP , el caso es que como se sabe hoy inventaron un tsunami y dos barcos gringos se aparecieron cerca de la costa chilena en plena elección del amigo de la Secretaria de Estado gringa, Sebastián Piñera newyorquino, que según informaciones publicadas por wikileaks posee una fortuna de 2800 millones de dólares.

Michelle Bachelet nacida el 29 de septiembre del 1951 en la Cisterna Chile, era muy querida en ese país pero no pudo reelegirse en el 2010 como pretendía, ( aunque sí posteriormente) porque Hillary Clinton organizó una muy sospechosa situación climática en la costa para imponer a su cuate, conocido por ignorante y mete patas en Europa al que le hizo salvar a unos mineros que habían quedado atrapados.

Hoy Chile está de nuevo “gobernado” por Piñera y no hay más que ver las noticias para entender quien lo sostiene en el poder:

¿Qué no será esa república bananera hoy echa bolas que se llama USA?

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo