Selecciona tu región
Opinión

Mar de Cortés, la historia que comienza

#CompasDelMedioAmbiente

Por Isabel Mendoza

-

El océano es el sistema de soporte vital más grande de nuestro planeta. Alrededor del 71% de la superficie de la tierra está conformado por agua y los océanos albergan alrededor del 96.5% de todo ese volumen. Por ello, los océanos ofrecen infinidad de servicios ambientales: ayudan a estabilizar el clima, almacenan carbono, producen oxígeno, nutren la biodiversidad, apoyan directamente al bienestar humano a través de los recursos alimentarios, minerales y energéticos; de igual manera, los océanos nos brindan servicios culturales y recreativos. El valor de la economía oceánica habla de su importancia. 

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) estima que, para el 2030, se generarán tres billones de dólares anuales a partir de sectores oceánicos como el transporte, la pesca, el turismo y la energía. Sin embargo, la extracción de recursos insostenibles, la contaminación, el cambio climático y la destrucción de los hábitats están aumentando de manera considerable, afectando y comprometiendo el futuro de estos ecosistemas. 

Debemos de tener muy claro como sociedad que el mundo está cambiando de manera muy rápida, y los océanos no son la excepción. Basta con hablar con los pescadores de Sinaloa para constatar que la pesca ya no es la misma, la calidad y la cantidad van en declive. Es urgente controlar las presiones que estamos ejerciendo en estos maravillosos ecosistemas; es esperanzador saber que hace un par de días se llevó a cabo el Foro Mar de Cortés, un espacio en donde líderes gubernamentales, sociales, de la academia y empresariales de Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa y Nayarit se reunieron con el firme propósito de impulsar el desarrollo sostenible de la región del Mar de Cortés

El medio ambiente no entiende de fronteras, por ello la importancia y relevancia de este encuentro. El desarrollo sostenible de esta región demanda inteligencia, buena voluntad, responsabilidad, visión de futuro compartida e incluyente, trazar la visión del desarrollo sostenible que permita sentar las condiciones para un mejor futuro es el gran reto. Estoy segura que los esfuerzos que se vieron cristalizados con este encuentro vendrán a trazar nuevas y mejores formas de colaborar e innovar.

Síguenos en