Selecciona tu región
Opinión

Arco del triunfo

HOY EN LA HISTORIA

  • Hoy en la Historia

Por Marco Antonio Berrelleza

-

París, la hermosa ciudad de nuestros sueños adolescentes; la ciudad que nos envolvió con su magia y fantasía; la ciudad que fue nuestra a pesar de jamás haber pisado sus calles y visto sus monumentos legendarios, salvo a través de los libros de Víctor Hugo, Honorato de Balzac y Marcel Proust, entre muchos otros ilustres escritores, y de los maravillosos cuadros de Modigliani y de Tolouse Lautrec. La ciudad que compartieron con nosotros Henry Miller y Julio Cortázar en Los Tópicos y Rayuela. Partida en dos por el Sena, con grandes bosques en sus alrededores, atravesada subterráneamente en todas direcciones por trenes eléctricos, observada por la Torre Eiffel con sus grandes antenas de televisión, París es considerada la capital del mundo. En los años 58-51, antes de nuestra era, París era una aldea llamada Lutecia, que en lengua celta quiere decir “habitación en medio de las aguas”, ya que estaba construida en una isla del río Sena. Actualmente a esa isla se le conoce con el nombre de Ile de la Cité, y en ella se encuentra la catedral de Notre Dame y el Palacio de Justicia. La plaza de L’Etoile (La Estrella), hoy de Charles de Gaulle, en la que el 29 de julio de 1836 se inauguró el Arco del Triunfo, donde arde la llama junto a la tumba del soldado desconocido, es el centro de doce amplias avenidas y uno de los monumentos más queridos por los franceses. 

Síguenos en

Temas

  • Hoy en la Historia
Más sobre este tema