Opinión

Epitacio Osuna

HOY EN LA HISTORIA

Por  Marco Antonio Berrelleza

En octubre de 1917, Epitacio Osuna solicitó al gobernador del estado su jubilación mientras se desempeñaba como director del Colegio Rosales, argumentando tener 60 años de edad y estar cansado por sus más de 30 años dedicados al servicio del colegio en los cargos de catedrático, prefecto de estudio, secretario y director.

El 12 de octubre de 1917, el mandatario estatal envía al Congreso del Estado una propuesta de decreto en la que se le concede a Osuna una pensión de retiro consistente en 5 pesos diarios, tomando en consideración que el matemático ganaba en ese momento 10.75 diarios, no pensionándosele con igual cantidad debido a la difícil situación por la que atravesaba el erario estatal. El 26 de noviembre, la XXVII Legislatura emite el decreto correspondiente (número 15). Osuna es el más prestigiado matemático que ha pasado por las aulas de la institución rosalina. Sin embargo, a pesar de haber sido jubilado continuó impartiendo clases. En ese año fue electo diputado por una inmensa mayoría, pero continuó impartiendo clases.

En 1918, los alumnos de la Universidad de Occidente le otorgaron una medalla de oro en reconocimiento a su entrega a la institución. Dejó las aulas unos meses antes de su muerte, al sentirse enfermo, ocurrida el 8 de abril de 1931. Fueron 44 años los que Epitacio Osuna impartió su saber a los jóvenes rosalinos.