Opinión

Marco Antonio Osuna, decidido a aparecer en las boletas

EL INGENIO

Por  El Ingenio

Marco Antonio Osuna.(EL DEBATE)

Marco Antonio Osuna. | EL DEBATE

Demagogia. Cuando preparaba el golpe en contra de PASA con argucias legaloides que no le salieron del todo, el alcalde de Ahome, Guillermo “Billy” Chapman, vendió la idea de que los trabajadores de esa empresa no se quedarían sin trabajo. Con vehemencia teatral, actuada, se comprometió a que eso no iba a ocurrir, que no iba a pasar lo que había ocurrido con los del Ingenio Los Mochis. Pues resulta que la empresa ya despidió a 170 trabajadores porque el alcalde Chapman bloqueó el pago mensual a la empresa con una estrategia para estrangularla financiera con el fin de que no pagara y se registrara una revuelta de los trabajadores, lo que no ocurrió, pero de todos modos siguió con el plan de favorecer a OP Ecología como sustituta en la recolección de la basura. Como no le paga la deuda millonaria acumulada, la empresa ya no pudo sostener la planta laboral y los liquidó. Chapman no cumplió con el compromiso porque los trabajadores de PASA se quedaron sin trabajo. Así, dicen que Chapman es el alcalde del desempleo, a cambio de cumplir otros compromisos y caprichos.

Desencanto. Por eso, el líder de la CTM en el norte de Sinaloa, Nicolás García Castillo, está muy molesto con la presidenta del PRI en Ahome, Dulce María Ruiz. No le cabe en la cabeza que con lo que les hizo y la forma en que lo hizo, Ruiz apoye las decisiones de Chapman aunque en público lo critique. Ya se sabrá si la lideresa del PRI tiene cara para pedirle el apoyo para sacar adelante al partido y a sus candidatos en el 2021. Dicen que García Castillo ya tiene preparada la respuesta, la cual no la suelta. Lo hará en su momento. Ahorita está en plan de reclamo, de asimilación del golpe de su partido.

Incongruencia. Dicen que por su desespero por ver lejana la posibilidad de ser candidato del PRI a la alcaldía de Ahome, el subsecretario de Planeación de la Sedeso, Marco Antonio Osuna Moreno, siguió el camino de otros: que con el PRI o sin el PRI va por la alcaldía. Así de plano lo sentenció molesto en una reunión de apoyo que sostuvo con algunos priistas en la casa del exregidor Gilberto Irazoqui. Lo que pasa es que no faltó uno de esos priistas institucionales que le preguntó si ya traía línea, a lo que Osuna Morena le dijo que no, para luego salir con la bravuconada de que con PRI o sin PRI él iba a aparecer en las boletas para la alcaldía en el 2021. Muy en ello dicen que ayer se presentó en el tricolor para firmar ser consejero político municipal.

Con el pie izquierdo. Aparte de retomar el discurso que el alcalde Chapman choteó de que tenía relaciones en la Ciudad de México para bajar apoyos, Emilio Soto Ibarra tuvo otra consecuencia tras hacer públicas sus aspiraciones a la candidatura de Morena a la alcaldía de Ahome: las integrantes de la Asociación de Mujeres Empresarias de Los Mochis se deslindaron de él. El posicionamiento lo hicieron porque un medio publicó la foto, aunque temática, en el acto donde Soto Ibarra aparecía con la presidenta de la organización de mujeres empresarias, Mariene Guadalupe Valdez Gámez.

Raja política. Más comentarios negativos que positivos obtuvieron las diputadas federales Lucinda Sandoval y Yadira Marcos al visitar a los indígenas y oponerse a la planta de fertilizantes en Topo. La percepción que generan es que más bien vienen a montarse en el caso para sacarle raja política en sus aspiraciones: Lucinda quiere ser la candidata de Morena a la alcaldía de Guasave, y Marcos a la gubernatura. Y lo hicieron en un mal contexto. Lucinda, quien está en la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados, no se paró para apoyar a los pescadores cuando estos bloquearon la carretera Los Mochis-Topo para pedir adelantar el fin de la veda de camarón. Así cómo pues.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo