Opinión

Informe rosalino

HOY EN LA HISTORIA

Por  Marco Antonio Berrelleza

A petición del gobernador de Sinaloa, Mariano Martínez de Castro, el 12 de julio de 1881 el director del Colegio Nacional Rosales, ingeniero Luis G. Orozco, envía un informe al secretario de Gobierno en el que indica que en ese año se impartían las cátedras de Gramática Castellana y Nociones de la General; primero, segundo, tercero y cuatro año de Matemáticas; primero y segundo cursos de Latín; Lógica e Ideología, Francés, Inglés; Dibujo Natural, Lineal y Topográfico; Teneduría de Libros, Raíces Griegas, Cosmografía, Geografía, Historia, Mecánica Física y Telegrafía.

La planta administrativa del Colegio Nacional Rosales estaba integrada, además del director Orozco, por Jacobo Guisado (prefecto de estudios), ingeniero Jorge R. Douglas (tesorero), doctor Ramón Ponce de León (médico del colegio) y Jesús A. Molina (mayordomo). Eran catedráticos Celso Gaxiola, José C. Michel, Benigno Frías, Antonio Moreno, Tomás G. Pico, Ruperto L. Paliza, Adolfo Romero y Antonio F. Rojo.

Aprovechando la oportunidad, Orozco solicita a Martínez de Castro un laboratorio para la clase de Física, del que carece “debido a las penurias por que ha atravesado este Colegio”; un profesor para que imparta las clases de Moral, Urbani-dad, Pedagogía y otras que exige el Reglamento Económico de la Escuela Normal de Preceptores y uno más para la carrera de Derecho.