Opinión

Junta directiva de instrucción primaria

HOY EN LA HISTORIA

Por  Marco Antonio Berrelleza

El 14 de enero de 1873, el vicegobernador del estado, Ángel Urrea, nombró rector del Liceo Rosales al licenciado Francisco Gómez Flores, nativo de San Luis Potosí y que había llegado a Mazatlán en julio de 1856. Miembro de una familia de liberales que sirvió a Juárez y a la República, Gómez Flores desde su llegada se hizo notar en el bello puerto sinaloense. El mismo día que Gómez Flores recibía su nombramiento, el vicegobernador con el fin de obtener fondos para sostener la institución educativa, decretó una ley que gravaba herencias, legados, instrumentos públicos, títulos y decretos de amparo de minas.

El 23 de abril, en el Salón de Sesiones del Congreso del Estado, Gómez Flores citó a los miembros honorarios de la Junta Directiva de Instrucción Primaria, con el fin de integrar la Junta Directiva de Estudios, cuyos cargos recayeron en el mismo Gómez Flores como presidente; licenciado Jesús Betancourt, vicepresidente; doctor Domingo Valencia, secretario, y doctor Mariano Zúñiga, prosecretario. El 2 de mayo se aprobó por mayoría de votos el nombramiento de los profesores. Al ingeniero Luis G. Orozco se le asignó la clase de matemáticas y se le dio el cargo de prefecto; y a Honorato Díaz Peña la de inglés y teneduría de libros. Poco después, el doctor Ramón Ponce de León fue contratado para que impartiera física, química e historia natural.