Opinión

Lamentable muerte

HOY EN LA HISTORIA

Por  Marco Antonio Berrelleza

El 25 de junio de 1945 acontece la muerte del ingeniero Andrés Ochoa, constructor de la segunda planta del Edificio Central de la Universidad de Sinaloa, acaecida en lamentable situación en la que se vio involucrado el rector Raúl Cervantes Ahumada.

Revisando la obra recién terminada Cervantes Ahumada y Ochoa, el rector lo regañó porque encontró una ampollita en una pared pintada con pintura de aceite. Ochoa no dijo nada, muy triste bajó de la planta alta, se sentó en una banca antigua. Luego se levantó, salió del edificio, tambaleándose, cruzó hacia la plazuela, luego la Rivapalacio, frente a la Plazuela (vivía enfrente, hacia el norte) y al llegar al zaguán de su casa cayó muerto debido a un infarto. El día 26 el ingeniero Ochoa fue sepultado en el panteón Civil de la ciudad de Culiacán.

Al terminar la ceremonia luctuosa, los estudiantes, encabezados por Raúl Valenzuela Lugo, regresan al edificio de la Universidad e inician un movimiento contra Cervantes Ahumada culpándolo de la muerte del ingeniero Ochoa. La presión contra Cervantes Ahumada fue muy grande, ya que los medios se pusieron en su contra. Finalmente presenta su renuncia al gobernador Pablo Macías Valenzuela. La renuncia surtió efecto a partir del primero de julio. Ese día el gobernador nombró rector sustituto al licenciado Rodolfo Monjaraz Buelna, secretario general de la institución.