Opinión

Expropiación

HOY EN LA HISTORIA

Por  Marco Antonio Berrelleza

Como lo hemos comentado en varias ocasiones, Navolato todo se lo debe a los hermanos Almada, sobre todo a don Jorge. La construcción del mercado es uno de sus imborrables recuerdos. Incluso algunos solares fueron vendidos a los Almada por el propio Ayuntamiento de Culiacán.

Es más, se obligó a algunos propietarios a que vendieran sus solares para tal fin, como fue el caso de Prisciliano Reyes, quien en un principio se negó a vender su lote. Sin embargo al ser autorizado el presidente municipal para que acudiera ante uno de los jueces de primera instancia o cualquiera otra autoridad, para promover la expropiación del solar de Reyes, este aceptó de inmediato aceptando el precio que habían determinado los peritos.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

El 31 de julio de 1905 el Ayuntamiento pone en manos de Jorge Almada el solar destinado para el mercado. En la sesión del 22 de noviembre de 1906, José María Quiroz, que había pasado de ser un simple empleado del Ayuntamiento, en Navolato (incluso el Ayuntamiento lo comisionó para que vendiera las “chácharas” que Reyes tenía en su casa expropiada), a apoderado de The Almada Sugar Refineries Company S. A., informa que el mercado está concluido.

El abogado que se encargó de las escrituras fue Francisco Verdugo Fálquez. Esta es parte de la historia del mercado de Navolato, que fue puesto en servicio al público el 16 de diciembre de 1906.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo