Opinión

Jaime Torres Bodet

HOY EN LA HISTORIA

Por  Marco Antonio Berrelleza

El 1 de diciembre de 1958, Jaime Torres Bodet, por segunda ocasión, llegó a la Secretaría de Educación Pública, para encontrarse con un enorme problema a nivel nacional: la deserción escolar. Según Martha Eugenia Curiel Méndez, “de cada 1000 niños que ingresaban a la escuela primaria solamente la concluían 114, lo que representaba una deserción de 88.6 % en los seis años de primaria.

Al primer año de secundaria llegan 59 de los 114 que habían terminado la primaria, pero de ellos desertaban 32, por lo que solo egresaban 27. La investigación nos informa que de esos mil niños que habían ingresado a la primaria, solo uno llegará a obtener un título profesional”.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Torres Bodet estaba impresionado por la situación que vivía el magisterio y la educación en general del país. Constantemente se preguntaba qué había ocurrido durante su ausencia. Con amargura reconocía que “ni los programas de 1944 dieron los frutos que supusimos, ni los nuevos egresados de las Normales querían oír hablar de apostolados o de misiones”.

Además por ambición política y económica los líderes magisteriales estaban aliados al Gobierno desde la creación del SNTE por el mismo Torres Bodet en diciembre de 1943, los maestros tenían los bolsillos vacíos y cada día estaban más desesperados. Así que Torres Bodet tuvo que trabajar mucho para enderezar la nave.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo