Selecciona tu región
Opinión

Mario y Rocha se disputan el norte de Sinaloa

Ojo indiscreto

Por Tomás Chávez

-

Mario Zamora y Rubén Rocha, los candidatos más fuertes de la gubernatura, estuvieron ayer aquí, midiendo fuerzas a distancia, porque ahora no se encontraron: temprano, Mario emprendió gira por El Carrizo, mientras que Rubén vino y le invadió la plaza con un recorrido por el tianguis y después siguió su gira de proselitismo por El Fuerte.  

“Estamos contentos y animados, porque la gente dice que va a votar Mario Zamora, ya se siente un buen ambiente”, declaró.

En El Carrizo se comprometió a equipar el “cascarón” del Hospital General y a tramitar el traslado de la caseta de peaje a los límites con Sonora y en el Primero de Mayo, a concretar el corredor Topo-Texas, con el puente que falta para la carretera en la Sierra. Según el dicho, “caballo que alcanza gana”, espera seguir creciendo en los próximos días. Por la tarde regresó a una reunión en el ejido Primero de Mayo, tierra del exalcalde panista Zenén Xóchihua, quien lo cobijó y le ofreció todo su apoyo.

Leer más: Los ganadores van a tener con nosotros el apoyo que nunca han tenido: Rocha Moya

Sobresalió la intervención de Marco Osuna, aspirante de la alianza a la alcaldía que les ofreció regresar, ya como gobierno, cada semana a atender los problemas de la población.

Rocha, por su parte, fue a Tetamboca a una reunión con indígenas y luego regresó después de mediodía a una reunión en la palapa “Los Abuelos” de Bernardito Cárdenas, uno de los activistas políticos más allegado a Gerardo Vargas. Por cierto que durante toda su gira por Ahome se evidenció la fuerza de las estructuras del PAS, de Héctor Melesio Cuen, y de “El Trébol” de Gerardo.

Aquí se pronunció a favor de que se haga una encuesta ciudadana para definir de una vez por todas la construcción y la cancelación del proyecto de la planta de amoniaco que promueve la empresa GPO.

Se nota que poco a poco Gerardo y su gente se están asentando y ganando terreno para colocarse en una posición estratégica que les permita ganar la alcaldía. La moneda está en el aire, de seguro después de su gira por Ahome, que no pueden descuidar, los dos candidatos concentrarán sus campañas de nuevo en Culiacán, que es considerado la joya de la corona de la actual contienda, porque concentra la tercera parte del electorado cuyo apoyo todos quieren conquistar.

Popurrí. Tranquilidad en el frente, después de las escaramuzas que libraron los candidatos, en los días previos y durante el debate, en la cual también intervinieron las bancadas de legisladores de Morena y del PRI, e incluso se involucró al gobernador Quirino Ordaz, el agua ha vuelto a su cauce, todos andan muy ocupados en sus respectivas campañas y como si no pasara nada, después que se amenazaron mutuamente con demandarse ante los tribunales. Ojalá que no sea la calma que precede a la tempestad y que las campañas se desarrollen con toda civilidad de aquí en adelante.

Leer más: Mario Zamora en su tierra escucha las demandas de la ciudadanía, piden apoyos y mejores garantías

VIOLENCIA. Vuelven los enfrentamientos fuertes en Culiacán, entre las fuerzas armadas y los cárteles de las drogas, en una zona que es difícil de pacificar, en especial en el “Triángulo Dorado” del narcotráfico en la confluencia de Sinaloa, Chihuahua y Durango.

Síguenos en