Opinión

Actividades para vacaciones

A DOS DE TRES

Por  Marisa Pineda

¡Inguia! Llegaron las vacaciones que traen consigo la temida pregunta: ¿qué hacemos con el plebero? o lo que es lo mismo “uno como sea ¡las criaturas!”.

En A dos de tres sabemos que la llegada de las vacaciones largas, como solemos llamar al asueto de verano, enciende los focos rojos en más de un hogar porque ello implica encontrar un lugar en donde depositar a los chamacos para que se entretengan y, si se puede, de paso aprendan algo que les sea de utilidad. Así que para que no entre usted en pánico, aquí va una miniguía que le puede resultar de utilidad. En Culiacán. Si al plebe le gusta jugar al científico, el Centro de Ciencias de Sinaloa ofrece talleres semanales sobre cuidado del ambiente, tecnología, salud, divertidos experimentos y sobre dinosaurios. Si ve que el Centro de Ciencias está en plena etapa de remodelación ni se mortifique, hay sedes alternas en donde se llevan a cabo los talleres. Para más información puede llamar a los teléfonos 759 9000 ext. 1110, 667 5800492 y 5828009.
También en Culiacán, el Jardín Botánico ofrece actividades para niñas y niños de 6 a 11 años. 
Más informes al teléfono 715 0036 ext. 114.

En Mocorito. En la sindicatura de Pericos, el Centro Cultural Casa Peiro, del Instituto Sinaloense de Cultura, tendrá cursos de arte para niñas y niños de 4 a 12 años de edad.

Más información al teléfono 697 72 10961 o en la cuenta de Facebook Casa Peiro ISIC.

A lo mejor en este punto usted dice —y dirá bien— “¿Y a mí qué? Yo no estoy ni en Culiacán, ni en Pericos” ¡Ah! Pues le comparto que en Facebook se abrieron páginas que encuentra como Curso de Verano 2019 en la cual hay un extenso listado de ofertas para Mazatlán, Culiacán, Los Mochis, Guasave, Guamúchil y otras tantas ciudades. Aparecen ahí datos detallados sobre requisitos, duración, costos y qué aprenderán sus bendiciones en estas vacaciones.

Ahora bien, al inscribir a la criatura (o antes), en este espacio también le recomendamos preguntar por las medidas de seguridad para prevenir accidentes y, en caso de registrarse alguno, cuál es el protocolo a seguir. La prisa no siempre es buena consejera y por tal de encontrar una especie de guardería exprés para el plebero uno no abunda sobre los cuidados que deberán seguir ambas partes porque, hay que reconocer que los niños son niños, son muy ocurrentes, no miden el peligro y no a todos les gusta seguir instrucciones.

Recuerde también que el adulto es usted, no el hermano al que se le exige “cuida a tu hermanito” y el hermano mayor resulta que tiene seis años y el hermanito dos. Dicho lo anterior. Gracias por leer estas líneas. Comentarios y etcétera en adosdetres@hotmail.com En Twitter en @MarisaPineda Que tenga una semana sin prisas.