Opinión

Querido Santa Claus

A DOS DE TRES

Por  Marisa Pineda

A diferencia de otros años en los que integramos A2D3 empezando nuestra cartita asegurando que nos hemos portado bien, esta ocasión iniciamos diciéndote que nos sentimos un tanto fuera de cancha.

Históricamente comenzamos diciéndote que solo hemos sido tantito mitoteros, tantito desobedientes y tantito mal portados. Nada que empañe -mucho- sentirnos merecedores de los regalos que te hemos pedido, y que tú has tenido a bien darnos.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Esta vez, te decimos que nos hemos portado bien porque hemos usado cubrebocas y, aunque se burlen de nosotros, evitamos ser parte de aglomeraciones. Sabemos que no nos cocinamos al primer hervor, es más, estamos conscientes de que para ello necesitamos un medio cilindro de gas y por eso hemos tratado de cuidarnos. También queremos decirte que hemos seguido las enseñanzas del célebre filósofo PinPon y nos lavamos las manitas con agua y con jabón, o nos las limpiamos con gel. De verdad, Santa, si la prueba del alcoholímetro fuera en las manos, no pasamos el retén.

Santa, te queremos confesar algo: estamos un poquitín aliviados de que se hayan eliminado los saludos de beso, porque nos evita saludar así a personas que no nos caen del todo bien. Sabemos que esto mismo dicen de nosotros, por lo que esto no cuenta como portarse mal. ¿Estamos de acuerdo?

Sobre los regalos, la verdad sí tenemos por aquí una listita, pero vemos cómo ha sido este año y la hemos rehecho. Como bien sabes, hay amigos que no tenemos ya en este mundo, así que te pedimos buena salud para los afectados que aún nos quedan, y que estamos conscientes que son más de los que quizás merecemos. Gracias por eso, Santa.

También te pedimos que quepa la cordura en los vecinos y cuando se reúnan utilicen cubrebocas o al menos guarden su distancia, ¡Ah! y que este año no se les ocurra hacer su megaposada y que no les dé por tronar cohetes, porque todos los perros de la colonia, empezando por los que cuidan las instalaciones de A2D3, sufren mucho.

Te pedimos que al trasladarnos no nos toquen choferes sin cubrebocas, que no nos vuelva a tocar un repartidor malhumorado que desquite sus enojos con el cartón de nuestras compras por internet, rompiendo lo que venía dentro.

Querido Santa, esta vez te pedimos que cuando los papás te ayuden con los regalos de los niños, no actúen como el Día del Niño que se lanzaron sobre las pastelerías y pizzerías como si tuvieran la cura del COVID-19, y luego los contagios fueron a la alza.

Como puedes apreciar, Santa, esta vez no te pedimos regalos complicados, y junto con ello te agradecemos por cada día que seguimos en este mundo.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo