Selecciona tu región
Opinión

Reprobado

DIVAGACIONES DE LA MANZANA

Por Martha Chapa

-

Se ha cumplido el tercer año desde que López Obrador fue electo para ocupar la Presidencia de México, y lo ha celebrado con un informe que se encima a otros tantos más, sin contar las llamadas conferencias mañaneras, día a día. Pero independientemente de la frecuencia o de sus obsesiones propagandísticas, la pobreza de los resultados salta a la vista, y así también, imprecisiones y falsedades que nos asombran e indignan, pues supuestamente López Obrador presume que uno de los tres puntales de su gobierno, es el de no mentir. Un balance desalentador, tanto en el rubro de la economía como en el de la seguridad pública o la salud, que ha pretendido compensar con polémicas estridentes, polarización constante y distractivos sociales en abundancia

Por igual, aunque vertió elogios a su gabinete, bien sabemos que su desempeño dista mucho de la eficiencia y capacidad para afrontar los problemas y retos actuales, junto a un caótico estilo personal de gobernar, al que le anexa la concentración del poder, centralización de las decisiones anexo y un autoritarismo que no escucha razones, menos aún, acepta criterios distintos a su anquilosada y anacrónica visión de Estado. Entre sus burdos ejemplos, que resaltaron ahora durante su exposición, está el de dar a conocer una encuesta evidentemente prefabricada por su gobierno, con parcialidad, obviedades y un triunfalismo grotesco e inaceptable tan contrario a la realidad prevaleciente en el país; o con datos sobre las crecientes remesas de los mexicanos en Estados Unidos, sin mérito alguno para él; o un supuesto buen manejo de la pandemia. Informe, que en si no lo fue, además de su naturaleza inverosímil, con rasgos notorios de su mitomanía y de una intencionada y perversa manipulación política. En consecuencia, son ya millones de ciudadanos —que habiendo votado por él en las elecciones presidenciales del 2020, con la esperanza de tener por fin un buen gobierno que combatiera los grandes males que nos afectan y el reencauzamiento del país con libertades, justicia y prosperidad—, quienes le han retirado su apoyo, no sólo por vía del desencanto, sino con la reprobación total a su desgobierno.

No deja entonces de darnos tristeza que habiendo tenido grandes oportunidades y ventajas, desemboque en un gobierno más de orden fallido, tal como ocurrió con Vicente Fox y Enrique Peña Nieto, en gestiones erráticas que ensancharon el hoyo negro de las ineptitudes y los incumplimientos. En todo caso, un adiós anticipado del sexenio Lópezobradorista, que por su declive tan evidente es lamentable y ha de concluir en la desaprobación mayoritaria.

Síguenos en