Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

“Martillazo” al acrílico provocó el colapso del tiburonario

Por: Fernando Zepeda

Tiburonario. Tuvieron que pasar 11 meses. Y hoy al parecer se ve una luz que permita conocer qué sucedió realmente en el colapso que obligó a clausurar el tiburonario de Mazatlán. El acrílico fue movido cuando se realizaron trabajos en el interior del estanque. Y eso provocó el colapso. La versión, se asegura, ya está en manos de la autoridad que investiga
el caso. Los cuestionamientos de una mala construcción. De una deficiente cimentación. De que se utilizaron materiales de mala calidad. De que no hubo la supervisión debida. Todo se vendrá abajo cuando oficialmente la autoridad dé a conocer que fue un simple “martillazo” lo que provocó el colapso y su respectivo escándalo. El 1 de febrero de 2016, cinco semanas después de haber sido inaugurado el tiburonario, la noticia de que su estanque principal había colapsado atrajo la atención no solo en Sinaloa, sino nacionalmente. Muchos culparon a los dos constructores que intervinieron en su edificación. Pero desde un principio hubo sospechas de que se habían ordenado trabajos en el acrílico y que esto provocó el colapso.

¿Quién ordenó que se movieran los acrílicos? No lo sabemos. Pero la investigación tendrá que dar luz sobre eso. Lo más delicado es que desde un principio se realizó un avalúo para reparar el acrílico. Y más menos, el costo era entre 4 y 5 millones de pesos. Por esa cantidad permaneció cerrado ese atractivo importante para Mazatlán. Otro dato es que la empresa norteamericana que fabrica e instala esos acrílicos envió a Mazatlán a dos expertos para valorar los daños. Pero no se les permitió su ingreso. El error fue que al no permitirles el ingreso y la valoración de lo sucedido, se perdió la posibilidad de hacer efectivo un seguro que se tenía con la empresa norteamericana.

El recuento. El gobernador Quirino Ordaz Coppel tendrá que hacer una evaluación de lorealizado en este su primer año de gobierno. Autocrítico, habrá de evaluar los objetivos
alcanzados por quienes integran su gabinete. Y tendrá que ordenar los ajustes necesarios para que su segundo año de gobierno resulte más eficaz, con mejores y metas superadas. Si el 2016 fue un año difícil por la forma en que recibió al Gobierno del Estado, saqueado en todas sus áreas. Con por lo menos medio año de descomposición por la beligerancia de los poderes fácticos que se vieron amenazados tras seis años de contubernio. Y la aportación de violencia que eso trajo al estado. Ordaz Coppel está más que obligado en
aceptar que la seguridad sigue siendo una asignatura pendiente para él. Pero si el 2017 ha sido un año difícil para Ordaz Coppel, el 2018 no será diferente. Un año electoral en el que los golpes, las denostaciones, el vituperio, el albañal estarán presentes y salpicarán a todos los niveles de gobierno. Porque sencillamente esa es la forma de hacer campañas. Ordaz Coppel sabe que las fortalezas están en sus resultados. En que ofreció asumir una actitud diferente a los que se fueron. Y si alguno de los integrantes de su gabinete cometió alguna
irregularidad, tendrá que atenerse a las consecuencias. Porque sería en ellos donde se pondrían en práctica las reformas a la ley que califican como un delito grave el uso indebido de los dineros públicos. No tendrían derecho a fianza. 

Feliz Navidad. Hoy es Nochebuena y desde este humilde espacio les deseamos que la pasen bien en compañía de sus seres queridos. ¡Salud!

En esta nota:
  • En El Blanco
  • Tiburonario
  • Recuento