Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Más indefensión, imposible...

GUASAVE

Bajo el hipotético hecho que algún día sean detenidos y juzgados los homicidas de la pareja que el sábado encontraron en un baldío, quizá entonces signifique un triunfo para la ley y un hecho que pudiera demostrar que el aparato de justicia actúa eficientemente. Antes no.

Empero para los familiares y gente cercana a las infortunadas víctimas que de repente se ven envueltos por la tragedia al perder a sus seres queridos, la esperada captura, porque eso es lo que mínimamente esperan, representaría una victoria pírrica; o dicho mejor, conseguida a costa de un gran sacrificio: la vida de dos seres humanos.

Claro, es un imperativo que las autoridades accionen en este caso, como debería hacerlo en otros muchos, aunque ello no pueda rasarcir la pérdida de dos ciudadanos, víctimas, no sólo del crimen, sino de la indefensión, producto de la incapacidad gubernamental para garantizar la seguridad pública.

Sin embargo el esclarecimiento y resolución en el supuesto que se dieran, de estos o la infinidad de asesinatos que se han perpertrado en Guasave, no sería gran consuelo, porque el asunto toral de la inseguridad, sentida exigencia popular, no es en sí el combate al efecto.

De hecho en el caso de las muertes violentas, la detención de los autores cobra una relativa importancia, ya que ni las más duras penas carcelarias ni la aplicación de la ley del talión, o sea la pena de muerte, es suficiente para pagar por un delito tan execrable como privar de la vida a un ser humano.

En tal sentido resulta una urgencia que los órganos de justicia tengan una conciencia real del problema de la violencia que arropa a los sinaloenses y partiendo de ese principio fundamental a su preocupación se sume el buen desempeño por eficientizar la protección de vidas y patrimonios de la sociedad civil, a la que tienen derecho, pero una seguridad con medidas preventivas y no con acciones a postiori; es decir, no después de las consecuencias.

Al gobierno no debe servir de alivio ni tranquilizarlo el asunto de que quienes más que delinquir se animan a cegar de manera tan absurda e inútil la vida de alguien, pudieran ser encerrados por mucho tiempo, pues el daño que se comete es irreparable, ni tampoco esperar que se den crímenes tan irracionales como los de la pareja o cualquier otro ciudadano, para activar sus operativos.

Consideramos que sería importante que las autoridades policiacas asuman con seriedad, profesionalismo y energía que amerita la misión que se les encomendó y no que los asesinatos consumados los empujen a actuar, o simular que actúan, porque la verdad sea dicha, ni siquiera después, se percibe que realicen algún esfuerzo para justificar su tarea.

Bajo esa premisa, justa y necesaria es la prevención y no como reza el popular refrán, que "después del niño ahogado se quiera tapar el pozo".

Deferencia.- El ingeniero José Menchaca López, que presidió Canacintra, Delegación Guasave, en el periodo 2011-2013, recientemente fue electo vicepresidente Nacional en la zona Pacífico-Centro.

José Menchaca rindió protesta como dirigente nacional ante consejeros de 81 delegaciones del país y del reelecto presidente de Canacintra Nacional, Rodrigo Alpízar Vallejo.

A decir del boletín emitido por la Directiva Nacional de Canacintra, Menchaca López se adjudicó la distinción dentro de las estructuras de esa organización por su trayectoria y desempeño en el liderazgo local, impulsando su fortalecimiento en Sinaloa.