Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Más partidos, ¿mejor democracia?

JUEGOS DE PODER

Como en la economía, la competencia en la política es positiva. Una democracia implica tener diversas opciones para el electorado. La pregunta es cuántas. Bien dice Javier Aparicio que "permitir la entrada de nuevos partidos políticos puede ser muy saludable o muy pernicioso para una democracia. Si entran o salen muchos partidos con facilidad será difícil consolidar un sistema de partidos (lo cual, aunque muchos no lo crean, es importante). Pero si nunca entran nuevas fuerzas políticas lo que se consolida es un oligopolio partidista".

En México tenemos uno de los sistemas más restrictivos para registrar a un nuevo partido. autoridad sólo abre una vez cada seis años la posibilidad de nuevos registros. La organización que quiera convertirse en partido tiene que celebrar asambleas certificadas por el Instituto Nacional Electoral (INE). Debe movilizar a 60 mil ciudadanos con credencial para votar en casi todo el país. Más aún, el nuevo partido debe contar con por lo menos el "0.26 por ciento del padrón electoral federal" de afiliados. Esto implica casi 200 mil ciudadanos. ás, organización debe presentar un sinnúmero de requisitos legales.

Se trata de una hazaña. Sorprende, entonces, que en esta ocasión haya habido tres organizaciones que obtuvieran el registro como partido político nacional. La semana pasada el INE se los otorgó al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Partido Encuentro Social (PES) y Partido Humanista (PH).

¿Se mejorará la democracia mexicana con estos nuevos partidos?

Morena es el partido de López Obrador. Se trata de una nueva opción de izquierda aparte de las ya existentes (PRD, PT y MC). De esta forma, en la próxima elección de 2015, peligrará el registro del PT y MC como partidos a menos que recurran a un partido grande para que los salven. El voto de izquierda, sin embargo, se dividirá entre el PRD y Morena. En la próxima elección se medirá la fuerza del principal líder izquierdista (AMLO) y la principal organización izquierdista (PRD). De estos resultados dependerá el futuro de la izquierda rumbo a la elección presidencial de 2018.

El PES es una opción que comenzó a operar como partido local en Baja California. Aunque está a favor del Estado laico, se trata de una organización basada en grupos cristianos. En cuanto a su ideología, los documentos básicos dejan ver a un partido, como Morena, cargado hacia la izquierda. Por un lado dicen estar a favor de la libre empresa pero, por el otro, afirman que el Estado "debe recuperar la rectoría en sectores clave para la vida pública y el desarrollo social y que desde hace ya varias décadas ha dejado en manos del mercado y con esto, los mexicanos han quedado a la intemperie ante la ambición desmedida del capital". Critican el neoliberalismo que, según ellos, ha sido muy pernicioso.

Están a favor de una mayor federalización del poder. Hablan mucho del papel de la moral en la política. No encontré, sin embargo, su posicionamiento con respecto al derecho de las mujeres a interrumpir su embarazo o de las parejas homosexuales a casarse y adoptar hijos. Piensas, eso sí, que la "institución familiar, debe ser el eje central de la actividad política de los miembros y candidatos de esta organización". Su líder es Hugo Eric Flores Cervantes, quien tuvo un papel importante en la defensa de los presos injustamente culpados por la masacre de Acteal. Flores ha tenido cierta vinculación con los gobiernos del PRI y PAN. Con Calderón se desempeñó como Oficial Mayor de la Semarnat donde fue acusado de defraudación y quedó inhabilitado de ejercer un cargo público hasta el 2020.

El PH está dirigido por un vividor de la política: Ignacio Yris Salomón, ex dirigente de la Confederación Nacional Campesina y quien ya había participado en el Partido Alternativa Socialdemócrata. Regresa, ahora, con una opción "humanista". En su sitio de Internet encontré puras generalidades, cargadas también hacia la izquierda, en su doctrina y plan de acción. En el plano económico, por ejemplo, el PH quiere "impulsar un modelo de estado promotor de la economía social y de mercado con reglas, instituciones y tratamiento fiscal que la fortalezca". O sea, nada.

Entonces, ¿mejorará la democracia con estos tres nuevos partidos? El juicio final lo darán los electores en las urnas. En lo personal, no lo creo. Lo que veo es que, como los tres nuevos son partidos de izquierda, el voto izquierdista se va a dividir más favoreciendo al PRI y PAN.

Twitter: @leozuckermann