Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Max

MALICIANDO

Vámonos Maliciándola con un saludo cariñoso a quienes estén festejando su cumpleaños o celebrando un acontecimiento en especial.

QUÉ AGRADABLE escuchar ayer el saludo de nuestro estimado amigo don Arturo Fregozo Ramos, "El Tito", como de cariño se le conoce en el medio social, quien me platica que desde que llegó al mundo su nieta en Guadalajara, tanto Anna, su esposa, como él y el junior, Arturo, están de lo más felices, y que se están preparando para recibir a la heredera con sus papis la próxima Semana Santa. Me da gusto, Tito y Anna, y por ahí estaremos de visita para conocerla…

POR CIERTO, hace días cumplió años nuestro estimado amigo, el licenciado Felipe Guerrero Bojórquez, "Mi Niño", como de cariño le decimos. No se festejó por sus compromisos en la radio estatal, pero la familia, encabezada por Chuyita, su esposa, lo colmó de cariño y atenciones… "Mi Niño", mil felicidades, y con tiempo no avisas para agendar.

EN TUCSON fue operada de emergencia la preciosa heredera Miranda, hija del famoso amigo Carlos Palomares, "El Charlie" Palomares, y Maggie, su esposa. A Dios gracias, la nena se recupera muy bien y hoy estará ya en casita, al cuidado de sus papis y hermanos… Saludos, amigos Charlie y Maggie.

DE REGRESO a El Rosario una vez de haber visitado a su médico nuestro estimado amigo don Luis Villegas Murguía, encantado de que el doctor lo haya dado de alta, ya que así podrá venir de paseo al puerto con más confianza y saludar a los tantísimos amigos que ya tenemos ganas de verlo… ¡Muy bien, Luis, muy bien!

¡ PUES, AMIGOS!, dijera el locutor deportivo tan famoso en sus tiempos, Rafael Reyes Nájera, "Kid Alto", ya está en casa la anhelada mascota que andábamos buscando, un pug. Me hubiera gustado haberlo comprado más grandecito de edad, este tiene dos meses y lo veo tan desvalido que me da mucha ternura, y aquí me tienen pendientísima de él. Le doy de comer, lo duermo y acurruco, lo vigilo y cuido para que no se me caiga cuando está en la planta alta. "Off course", le limpio sus popós y sus chisss… con un gusto, ya si no, pues de eso depende que la casa no huela mal (muy importante su aseo). Ya me anda porque esté en edad que me acompañe a caminar. La ilusa cree que yendo con él no me voy a caer de nuevo. Pero la verdad, eso creo, que me va a servir de perro guía, je, je, je, je. Es muy juguetón y travieso, ha de ser por su edad. Es color café claro, chato, ojón y muy tierno. Cierra sus ojitos cuando lo arrullo. Se llama Max, y como yo lo compré, le puse los apellidos de mis hijos, Romero González (lo bueno que ellos están encantados de verme más contenta que de costumbre). Esta faceta, amigos, no me la conocían, ¿verdad? Pero desde chiquita me gustan los perros. De todas las razas he tenido. Y se han muerto también. Cuando se me murió el Gigoló, que termino siendo Yiyo, ¿verdad, compadre Chiquete?, lloré que hasta coraje me dio, y pensé que ya nunca tendría un perrito más, y mira, ya caí de nuevo. Pronto les presentaré a Max… la mascota de la MALICIA/DEBATE/MAZATLÁN…

NOS VEMOS. Pórtense bien, que en eso estamos… Ciao…