Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Mazatlán, de fiesta

MAZATLÁN

Muchos de las proyecciones de las que se hablaba hace dos años, sobre los beneficios que podría traer la operación de la carretera Mazatlán – Durango ya se están viendo. Durante la Semana Santa ya se tuvieron llenos totales, sin precedentes en la última década y tal vez en la historia del sector turístico de la ciudad.

Esta temporada de verano pasa algo similar. Los llenos totales que en otros periodos similares se daban por estas fechas eran de un fin de semana, tal vez un par de días más. Actualmente, la ciudad está a tope, como nunca para un periodo como este.

Todo en teoría debería ser bueno, pero no lo es. Si bien haciendo un balance podemos hablar de una temporada casi inobjetablemente positiva, hay detalles que no se deben de pasar por alto.

Primero, nos hemos topado que de repente la demanda por cuartos es mucho más alta de la que como destino podemos ofrecer. Otro asunto es el de la calidad de la infraestructura turística. Actualmente muchas personas se regresaron a sus ciudades por no hallar alojamiento, pero hubo muchas familias que pagaron mucho dinero por hoteles con un servicio e instalaciones – por decir lo menos – muy deficientes.

En redes sociales, la palabra Mazatlán está de moda. Y esto se debe a que las miles de personas que nos visitan se toman fotos, la suben a sus cuentas, la mayoría de aspectos positivos, señalando las bellezas de la ciudad, lo bien que se come en esta ciudad, las playas, el centro histórico, la plaza Machado y todo el paseo costero.

Sin embargo, también se cuelgan muchos comentarios que caerían en la categoría de denuncia, de visitantes que se quejan de lo caro que cobran algunos hoteles por mal servicio, lo mismo que de los abusos de algunos transportistas.

Ante este desorden y mercado turístico distorsionado lo que debe imponerse es la autoridad. Poner castigos ejemplares a quienes abusen del turista, porque al final de cuentas, cuidar a los turistas es cuidar a Mazatlán.