Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Mazatlán llora por la partida de Rigoberto Lewis

ACENTO

Si Rigoberto Lewis pudiera ver, no podría más que sentirse contento. El cariño del pueblo mazatleco era su principal motivación para pasar largas y extenuantes jornadas de trabajo construyendo las alegorías rodantes del carnaval en el que participó por más de 50 años.

El pesar con el que se tomó ayer su partida, no es más que una manifestación del amor que se le tenía.

En lo personal, tuvimos el privilegio de conocerlo. Asistíamos cada año a sus talleres para ver ese sorprendente proceso artesanal con el que construía los carros alegóricos. Éramos conscientes de que una charla con él era un encuentro con la historia misma de esa centenaria fiesta.

Rigo no solo se sabía al dedillo las anécdotas y datos de cada una de las fiestas, sino que las tenía documentadas. Su casa, ubicada en la calle 21 de Marzo, era algo así como un archivo documental del carnaval, parte de la cual iba a conformar el acervo con el cual se planea aún el museo de la popular fiesta. Platicar con él sobre Carnaval, era un no terminar de datos. Quizá nadie amó más a esa fiesta como Rigo Lewis.

En alguna de las muchas ocasiones que lo entrevistamos, le preguntamos cómo le gustaría que lo recordara el pueblo mazatleco: "Con cariño, con la misma alegría con la cual cada año me esmero por darle a este pueblo algo espectacular, algo para recordar".

Rigo Lewis puede descansar en paz, Mazatlán lo llora con agradecimiento por más de 50 años de carnavales.

[email protected]