Opinión

Medidas dudosas

Por  ROMPEOLAS .

Medidas dudosas. En algo tienen razón los trabajadores del departamento de Zoonosis y Vectores que ayer protestaron por los recortes de personal: es muy extraño que en pleno inicio de lluvias, cuando la amenaza del dengue, zika y otras enfermedades suben de tenor, la Secretaría de Salud del estado decida disminuir el numero de trabajadores dedicados, precisamente, al combate del mosco reproductor de esas enfermedades. Es una medida que los trabajadores han denunciado de manera cíclica en esta temporada y que generan profundas dudas sobre la forma en como se está cuidando la salud de los sinaloenses. Es comprensible la demanda de los inconformes por una explicación, y esta debe de hacerse extensiva a todos los mazatlecos que ven en los recortes de personal de Zoonosis y Vectores un mayor riesgo de salud. ¿Qué respuesta dará al respecto el secretario de Salud en el estado, Efrén Encinas Torres? Habrá que estar al pendiente. 

Reprobados. El pleno del Congreso del Estado conoció ayer los dictámenes de los informes individuales de la revisión y la fiscalización de las cuentas públicas de los municipios de Angostura, Badiraguato, El Fuerte, Elota, Escuinapa, Guasave, Mocorito, Navolato y Rosario del ejercicio fiscal 2017; todos ellos reprobados por la Auditoría Superior del Estado por tener muchas irregularidades, aunque no todas significa un daño a la hacienda pública del estado, pero deben justificarlos dentro de un plazo establecido. Resalta la cuenta pública de Angostura, debido a que el periodo auditado corresponde al presidido por José Manuel “Chenel” Valenzuela, hoy diputado local sin partido político; y en este municipio, de acuerdo con lo declarado por la alcaldesa actual, Aglaeé Montoya Martínez, la ASE le solicitó direcciones de algunos exfuncionarios del Ayuntamiento, y que seguramente será para citarlos a comparecer para que expliquen cómo fue que aplicaron alrededor de 13 millones de pesos que no están bien sustentados. En el caso de las cuentas de El Fuerte, Badiraguato, Elota y Mocorito, los alcaldes ganaron la reelección, y ellos mismos deberán solventar las observaciones que les hicieron por su primer año en funciones. Y Navolato, el exalcalde Rigoberto Valenzuela Medina tiene un cargo en Gobierno del Estado. 

Nuevo plazo. El juicio oral contra Luis Ángel P., exsecretario técnico de la Secretaría de Turismo del Estado, está en la recta final, y la jueza Sara Bruna Quiñones informó ayer al exfuncionario estatal sobre la sentencia condenatoria de trece años y medio de prisión, pagar una multa por 54 mil 780 pesos y la reparación de daños al erario por 8 millones 691 mil 698 pesos, debido al desempeño irregular en la función pública; además, fue inhabilitado para desempeñar cualquier cargo público por 28 años. A pesar de esto, el sentenciado todavía no será detenido, debido a que todavía tiene la opción de apelar la decisión del juez, quien le dio un plazo de diez días para hacerlo; y hasta que no finalice todo el proceso legal, seguirá en libertad, y eso puede durar varios meses más. Fue un caso histórico en Sinaloa, porque fue el primer ex servidor público en ser enjuiciado de manera oral y sentenciado por actos de corrupción.

Al banquillo. Los diputados locales que integran la Comisión de Seguridad sentaron en “el banquillo” al secretario de Seguridad Pública del Gobierno estatal, Cristóbal Castañeda Camarillo, quien fue severamente interrogado por los legisladores en relación con malos manejos de recursos y falta de cumplimiento de la legalidad en la dependencia a su cargo. En la reunión de trabajo, que para el presidente de dicha Comisión, Mario Rafael González Sánchez, era una comparecencia, aunque no cumplía con los requerimientos legales para que así sea, el funcionario fue cuestionado sobre la adquisición de vehículos blindados que permanecen sin uso, exceso de gasto por viáticos por directores y personal administrativo, resultados de los exámenes de control y confianza de los elementos policiales, así como de la preparación que se lleva a cabo para la conformación de la Guardia Nacional y estrategia de prevención y acercamiento ciudadano. El encuentro fue muy tenso, y el secretario de Seguridad afirmó que los automóviles blindados no se han usado por falta de finalización del contrato de compraventa por la Secretaría de Administración y Finanzas, y justificó que las cifras excesivas por gasto de viáticos, como comidas en restaurantes de lujo de la ciudad, eran debido a eventos que se realizaron en atención a ciertos grupos de autoridades extranjeras.