Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Menear el avispero

JAQUE MATE

Golpe que no mata fortalece.

Popular

En un país en el que nadie se atreve a enfrentarse a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, el jefe de gobierno del Distrito Federal Miguel Ángel Mancera ha decidido hacerlo. Aunque la liberación de la Plaza de la República es apenas parcial, la simple decisión lo ha convertido ya en enemigo de la CNTE. Y no es un enemigo pequeño.

Héctor Serrano, secretario de gobierno del Distrito Federal, me dijo ayer que la fuerza pública liberó la parte de la plancha que se encuentra al oriente del Monumento a la Revolución (del lado de Reforma) porque había un acuerdo previo con los dirigentes de la CNTE para desocuparla. El acuerdo se obtuvo con los dirigentes que estaban en el plantón durante la temporada navideña, pero no fue respetado por los otros líderes. Por eso la fuerza pública entró este domingo 5 de enero a la plaza para aplicar el acuerdo.

Seguramente es cierto, pero la reacción de la CNTE no será por ello menos virulenta. Los dirigentes de esta organización están acostumbrados a que las autoridades cedan a todas sus exigencias, aunque las vayan cambiando, y no utilicen nunca la fuerza pública en su contra.

Por lo pronto la organización mantiene el control de la parte poniente de la Plaza de la República (a ver si no queda divida en un sector oriental y otro occidental bajo gobiernos distintos como Berlín). Ayer la CNTE convocó a un mitin de protesta por la tarde ahí mismo (escribo este artículo todavía sin saber lo ocurrido). Si bien en este momento sólo hay un centenar de activistas de la CNTE en la ciudad de México, la sección 22 dice que está convocando a un 20 por ciento de sus agremiados para que se trasladen a la capital federal. Si es verdad que la CNTE controla a 73 mil maestros en Oaxaca, esto significaría que 14,600 llegarían al D.F. solamente de ese estado. A esto habría que añadir contingentes de otros lugares que están siendo llamados también por la CNTE. Se trataría de un verdadero ejército.

Los maestros de la sección 22 recibieron sus quincenas y bonos del gobierno de Oaxaca el año pasado a cambio de no sólo reanudar clases sino de recuperar las clases perdidas. Pero eso incluso al gobernador de Oaxaca, aterrado como está por la CNTE, le sería muy difícil seguir pagando las quincenas de 14,600 maestros que nuevamente se ausentaran de las aulas para reanudar su plantón en la ciudad de México. Claro que muchos de estos maestros no dan clases sino que son los aviadores o "comisionados" que la sección 22 tiene precisamente para sus movilizaciones.

El gobierno de la Ciudad de México está actuando, me parece, de manera correcta. El jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera le dijo ayer a Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula que los líderes de la CNTE deberían cuando menos deberían reconocer que el gobierno capitalino ha hecho todo lo posible por evitar confrontaciones. Pero los dirigentes de la CNTE, lejos de agradecer la tolerancia, han convertido ya a Mancera en su enemigo. Los pocos maestros que estaban en el plantón en el momento del desalojo, este domingo pasado, le gritaron fascista al jefe de gobierno. Los líderes han anunciado que van a incrementar su presencia y movilizaciones en la ciudad de México. Conociendo sus tácticas, los habitantes de la capital terminarán siendo los afectados.

Es positivo que el jefe de gobierno haya decidido liberar cuando menos una parte de un espacio público como la Plaza de la República. Puede uno aplaudir también su tolerancia. Pero no estoy seguro de que la mejor táctica ante un grupo como la CNTE sea llegar a simplemente menear el avispero… esperando que las avispas no le hagan nada a él ni a toda la gente alrededor.

IMPUESTOS SIN SERVICIOS

Un reportaje del periódico Reforma ha confirmado lo que sospechábamos: los contribuyentes mexicanos pagamos ya más impuesto sobre la renta que los estadounidenses. El problema es que no recibimos a cambio casi ningún servicio del gobierno. Seguridad, educación, salud y todo lo demás lo debemos cubrir de nuestros bolsillos.

Twitter: @sergiosarmient4