Opinión

Mercado de Navolato

HOY EN LA HISTORIA

Por  Marco Antonio Berrelleza

El 31 de julio de 1905 el Ayuntamiento de Culiacán pone en manos de Jorge Almada el solar destinado para el mercado de Navolato, “siendo sus linderos por el norte y el sur con la propiedad del mismo Almada; por el oriente, calle Benito Juárez y por el poniente calle Ramón Corral, según contrato celebrado entre el Ayuntamiento y Almada el 11 de abril de 1905” (AHMC). En la sesión del 22 de noviembre de 1906, José María Quiroz, que había pasado de ser un simple empleado del Ayuntamiento, en Navolato, a apoderado de The Almada Sugar Refineries Company S. A., informa que el mercado está concluido. Felices con la noticia, los regidores comisionan a Luis F. Molina y al presidente Gustavo Couret para que vayan a Navolato a recibir la obra. Sin embargo, sin argumentar razones, Molina rechazó la propuesta, nombrándose al regidor Esteban Flores.

En la primera quincena de diciembre de 1906, Jorge Almada recibió con los brazos abiertos a los munícipes. Al regresar a Culiacán, Couret y Flores informaron con detalle sobre su viaje a Navolato y proponen al cabildo se diga “al señor Jorge Almada, contratista del Mercado de Navolato, que el H. Ayuntamiento recibe el expresado edificio y acuerda lo ponga al servicio público el domingo 16 de los corrientes” (AHMC). Y ahí está el mercado de Navolato, es el mismo que existe en la actualidad.