Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Mero trámite

NUESTRA OPINIÓN ESTATAL

Las cuentas públicas del segundo semestre de 2013 de El Fuerte, Angostura, El Rosario y San Ignacio fueron suspendidas ayer por el Congreso del Estado, por las graves irregularidades encontradas en el manejo de los recursos públicos.

De hecho, la decisión de los diputados fue de mero trámite, al igual que la aprobación de las cuentas públicas del gobierno estatal, Mazatlán, Culiacán, Choix y Guasave. En la sesión no hubo mayor discusión porque ya todo estaba planchado, salvo la postura de la diputada local Mirian Chávez López, quien se pronunció en contra de la aprobación de la cuenta pública de Guasave, en la que se detectaron irregularidades más o igual que las suspendidas.

Así, al final, los diputados le dieron, cuando les conviene y por consigna, doble tratamiento a la revisión que hace la Auditoría Superior del Estado de las cuentas semestrales de los municipios. Gastos sin comprobar, obras pagadas pero no realizadas, son algunas de las irregularidades halladas en las cuentas que, desde la semana pasada, ya se sabía que iban a ser suspendidas, como lo hizo ver el presidente de la Comisión de Fiscalización del Congreso del Estado, Gómer Monarrez Lara. Pero sigue quedando sembrada la idea de que la aprobación o no de las cuentas públicas se da por negociación política.

Ahí está el caso de que Guasave, en la que se habla de que salió adelante, pese a las anomalías de Ramón Barajas, hoy diputado local, y Miguel Ángel Robles Santillanes, en un trueque que hicieron los priistas para avalar la administración panista de Saúl Rubio, que no cantó mal las rancheras en eso de hacer uso de los recursos públicos como si fueran de él. Sin embargo, a los ciudadanos sólo les queda exhibir a los diputados para que algún día les dé vergüenza y no sean tapaderas de gobiernos cuya práctica es la rapiña.