Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

México, mercado fértil para Álvarez & Marsal, presente aquí desde 2010 y va por más negocios

TIEMPO DE NEGOCIOS

Una de las firmas de asesoría financiera y de negocios que no requiere de grandes presentaciones es Álvarez & Marsal. La compañía surgió en 1983 tras de que sus fundadores, Antonio Álvarez y Bryan Marsal, se conocieran en Norton Simon.

Este grupo empresarial estaba muy diversificado y su CEO contrató a Álvarez, un especialista de la desaparecida Coopers & Lybrand, para que creara una pequeña consultora dentro de Norton Simon para que implementara un redimensionamiento del conglomerado de alimentos, publicaciones, cosméticos, renta de autos y producción de televisión.

A su vez Marsal estaba en Citigroup y también fue reclutado para formar parte de esa misma empresa abocada en principio a reestructurar a la holding. El primer ajuste fue la venta de todos los aviones corporativos. Pero al mes de integrar la consultora Norton fue comprada por Esmark, que se fusionó con Beatrice Foods en 1984. En 1990 la compañía fue vendida al gigante ConAgra.

Álvarez & Marsal es hoy día uno de los bufetes más prestigiados de servicios profesionales, reestructuración empresarial y mejora en el rendimiento operativo. Tiene unos dos mil empleados y unas 40 oficinas en el mundo. Sus copresidentes han participado en el reingeniería de las compañías más icónicas de los Estados Unidos.

La primera, en 1984, fue la legendaria marca de relojes Timex. Después Warnacot, la licenciataria de marcas de ropa como Polo, Calvin-Klein y Speedo. Y posteriormente Bouget, Levis, Tower Records, Parmalat y Varig. De las últimas apunte a Blockbuster en 2011.

Buena parte de ellas fueron atribuidas a Álvarez, pero Marsal tiene en su haber reestructuraciones legendarias, como la de HealthSouth, Arthur Andersen y Lehman Brothers. La tarde del domingo 14 de septiembre de 2008 Marsal recibió una llamada del Tesoro. Ese mismo día voló de su casa en Nueva Jersey a Washington para estar en el anuncio de su bancarrota.

En un lapso de 15 días fueron sustituidos 300 financieros de Lehman por igual número de expertos en reestructura de Alvarez & Marsal. De hecho Marsal fue primero Jefe de Reestructura de Lehman y después fue su CEO, lo que le dio una enorme reputación en el ámbito financiero.

Otra reestructura que fue un parteaguas para la compañía fue la de Enron. Cuando el emporio de energía quiebra, arrastra a su asesor en servicios de contabilidad. Álvarez & Marsal termina absorbiendo activos humanos de esta última. Su plantilla, que se mantenía en unas 20 personas desde 1983, saltó a cerca de 120 ejecutivos.

La burbuja de las empresas punto com y de telecomunicaciones entre los años 2000 y 2004 fue de gran enseñanza para la firma de asesoría de negocios. Álvarez & Marsal veía que los grandes fondos tomaban ventaja en las reestructuraciones financieras. Eran los tomadores de la deuda de los bancos y para ganar los nuevos contratos era vital tener relación con ellos.

La empresa empezó a ampliar su enfoque y se vinculó a los fondos a través de la asesoría en materia financiera, auditoría de compras y fusiones y adquisiciones. Álvarez & Marsal se convirtió en el interlocutor de los banqueros y los abogados de los fondos.

Aunque la firma se estableció en México en 2010 con Arturo D`Acosta al frente, tuvo varias incursiones antes. En 2001 cuando Vodafone/Verizon compró a Carlos Peralta 74% de Iusacell, Álvarez & Marsal intervino. En 2005 asesoró la reestructura de Grupo Parras de Rodolfo García Muriel.

También apoyó a Valsa Aluminio y a Nasoft, la firma de tecnología de Fernando Senderos. En fusiones y adquisiciones fue consultor de Waldo´s, que lleva Héctor Lezama, y de Gayosso, que comanda Carlos Lukac.

De las más reciente apunte a Su Casita que era de José Manuel Agudo y a URBI de Cuauhtémoc Pérez Román, en sus respectivas negociaciones con bancos y acreedores.

Alemán desiste

Pues con la novedad de que Miguel Alemán desistió de su intención de entrar al rescate de Oceanografía. El de Interjet era alentado por el propio Amado Yáñez pero, dado lo farragoso del proceso de capitalización por lo altamente politizado del caso, optó por replegarse. Se habla de que Artha Capital, que capitanea el ex Merrill Lynch, Carlos Gutiérrez, y el fondo financiero Carval, que lleva aquí Alejandro Guarín, pudieran entrar al quite con la inyección de capital fresco. Los que cada vez se ven lejos de retomar los activos de este proveedor de servicios de Pemex son Carlos Hank y David Martínez, el del fondo Fintech, que en su momento quisieron hacer un take-over de Oceanografía con todo el respaldo de Emilio Lozoya Austin desde Pemex. Esa opción ya no voló.

Frenan a Geo

Fíjese que súbitamente la circunstancia de Geo se complicó. Hace más de un par de semanas que debieron empezar a fluir los créditos puente para reactivar los principales proyectos de vivienda y retomar el tren de producción de la compañía, pero ahora la banca frenó el proceso. Estamos hablando de unos 550 millones de pesos iniciales que liberarían BBVA-Bancomer de Vicente Rodero, Banamex-Citi de Javier Arrigunaga, Banorte de Alejandro Valenzuela y Santander de Marcos Martínez. La situación es que el juez del Concurso Mercantil, Enrique González Meyenberg, no está convencido del plan de reestructura, lo que alertó al comité de bancos acreedores que encabeza Guillermo Chávez, del HSBC.

Preocupa CAF

Y ya que hablamos de acreedores nerviosos, el lío de la Línea 12 del Metro y la decisión del gobierno del DF que encabeza Miguel Ángel Mancera de detener el pago del servicio a CAF, el proveedor de los trenes que leva aquí Max Zurita, puso en guardia a BBVA-Bancomer, Banamex-Citi y Santander, que comandan los mismos Vicente Rodero, Javier Arrigunaga y Marcos Martínez, respectivamente. Junto con el japonés Sumitomo Mitsui y la Caixabank de España fueron los que financiaron la compra de los 30 trenes de ocho coches que componen esa polémica línea. Fue un crédito de 300 millones de dólares. El principal del préstamo sería amortizado en 39 cuotas trimestrales y el primer vencimiento fue en octubre del año pasado.

La CFE alista

Una vez que se aprueben las leyes secundarias de la Reforma Energética, y ya con el estatus de empresa productiva del Estado, le adelanto que la CFE se apresta a realizar una serie de compras de equipo pesado para reforzar su operación día a día. Estamos hablando primordialmente de grúas y vehículos. Se habla de arranque de un monto presupuestado de unos dos mil millones de pesos. No descarte que las huestes de Enrique Ochoa opten por procesos privados, bajo la fórmula de invitación restringida, o incluso asignaciones directas por la premura de las adquisiciones.

[email protected]