Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Miente Sectur e infla estadísticas que exhiben a Malova

EN EL BLANCO

Las mentiras de un secretario. Pareciera que el deporte favorito es "inflar estadísticas" y ahora se le suma el mentir. Y lo peor es que esas informaciones son tomadas por el gobernador Mario López Valdez como ciertas. Y lo lanzan al ridículo. Se trata del secretario de Turismo de Sinaloa, Francisco Córdova. Y no es el tema de la "ocupación hotelera". Tampoco de la "gran afluencia turística", que quedó probado que no hubo tal arribo de más de un millón de visitantes a Mazatlán, como lo aseguró el titular de Sectur y lo retomó Malova para presentarlo como un "gran logro". Ahora se trata de las 38 auditorías que, de acuerdo con el subsecretario de Ingresos del estado, Clodomiro Espinoza, se ordenó a igual número de hoteles de Mazatlán. Esto para determinar si estaban o no reportando el impuesto del tres por ciento pro-hospedaje. Pues ayer el secretario de Turismo volvió a poner en la mesa del escrutinio el tema de las auditorías y la recaudación del impuesto pro-hospedaje. Córdova les aseguró a los reporteros de "Sinaloa en Línea" que ya se habían concluido 12 auditorías y que "todo se encontró normal". Pero todavía resonaba la voz de Córdova cuando el líder de la Federación de Cámaras de Comercio en Sinaloa, Guillermo Romero, salió a escena para exhibir al titular de Turismo. Romero aseguró que "ninguna de las 38 auditorías ordenadas por el estado ha terminado. Por lo tanto no se sabe si están o no bien los hoteleros en la entrega del impuesto pro-hospedaje". La oficina de Clodomiro Espinoza confirmó tal versión. No se ha concluido ninguna auditoría. ¿Entonces, de dónde sacó eso el titular de Turismo? ¿Qué necesidad hay para mentir? Lo único que provoca es abonar a la percepción que se tiene de que los hoteleros están "jineteando" esos recursos que no son de ellos. Que lo pagan los huéspedes y que debería de ir a parar al Fideicomiso de Promoción Turística. Romero fue más allá de hacer sentir como un mentiroso al titular de Turismo en Sinaloa. Dijo que, de acuerdo a los datos oficiales de la subdirección de Ingresos en el estado, de enero a mayo del 2013 se recaudaron 19 millones 400 mil pesos por concepto de impuesto pro-hospedaje. Hoy en la misma fecha de 2014, el reporte es de que se recaudó 19 millones 200 mil pesos. ¿Y la gran afluencia turística apá? ¿Y los hoteles ocupados al cien por ciento?, como lo gritan cada vez que pueden los de turismo encabezados por Córdova. ¡Claro que ha habido una notable mejoría en la afluencia turística! Y lógicamente el impuesto pro-hospedaje debe de haber aumentado, según estiman, en un 30 o 35 por ciento. ¿Dónde está esa lana? Habría que verlo. Aunque se percibe que el estado más que buscar que se reporte el impuesto como es debido, quiere tener el control de la lana. ¿Para qué? ¡Pues para ser ellos los jinetes!

Un problema llamado Jorge Abel. Al delegado de Semarnat en Sinaloa no le basta ese trabajo. Quiere mandar en el PRI de Mazatlán. Y no sólo eso, quiere ser el candidato a diputado federal por el 08 distrito electoral con sede en Mazatlán. Claro está que sus padrinos pesan… y pesan mucho. El diputado federal Heriberto Galindo y el coordinador de comunicación social de Los Pinos, David López Gutiérrez. Lo que haga y diga Jorge Abel López los beneficiará o perjudicará tanto a Galindo como a López Gutiérrez. Eso deben de saberlo… Y medirlo. Por el momento, el delegado de Semarnat se colocó en contra de la dirigencia estatal del PRI, a quien acusa de intentar imponer a Ricardo Ramírez como nuevo dirigente priista en Mazatlán. Jorge Abel quiere a Eduardo Arce, gente identificada con él. No se ve claro si habrá alguien que frene las ambiciones del exalcalde.

[email protected]