Selecciona tu región
Opinión

¿Qué espera Sinaloa de los diputados en oposición?

POR EL BIEN DE LA DEMOCRACIA

Por Miguel Ángel Vicente Rentería

-
audima

La narrativa de que solo los partidos con votación elevada pueden tomar decisiones políticas es una historia que nos hemos inventado para consolidar los proyectos políticos de una manera hegemónica.

Lo cierto es que los partidos de las minorías políticas, de la segunda hasta la última fuerza, a pesar de haber sido derrotados en las urnas, ejercen el derecho a participar en el proceso parlamentario de la toma de decisiones.

La legitimidad que les da el derecho de imponer una opinión se encuentra en el sufragio universal, y estas opiniones se convierten más relevantes aún cuando se trata de equilibrar los Poderes y garantizar el buen funcionamiento de la democracia política de una entidad.

Se pudiera decir que es un freno de mano incluso para que los partidos que gozan de mayor apoyo popular, no.

Por esa razón, gozan de derechos únicos que les garantiza el Estado, pero también con obligaciones por igual, no olvidemos que todos los partidos hegemónicos han surgido de una minoría, incluso hasta el PRI. Y como ejemplo más trascendente tenemos el Gobierno actual, que no solo tiene la Presidencia de la República, sino también la mayoría de las gubernaturas y de las alcaldías, así como de los Congresos: Morena.

Sin embargo, tampoco hay que olvidar que la democracia es la regla del juego político, y todo aquel que asume las reglas de un juego no debe regocijarse con cinismo de los triunfos sobre otros, pues en todas partes, y particularmente en la política, ninguna derrota es para siempre y ninguna victoria es eterna.

Y es justo por eso que los debates parlamentarios no deben convertirse en esta 64 Legislatura en un diálogo de sordos, los temas deben versar civilizadamente y la discusión sobre cualquier discrepancia política, tendría que ponderar la crítica propositiva y la autocrítica reflexiva.

¿Qué es lo mínimo que espera Sinaloa de los diputados en oposición? Resultados.

Ni debates que se vuelvan estériles ni en inflexibles y recalcitrante diálogo de sordos, como lo mencioné.

Por ello, es importante analizar las participaciones de los grupos parlamentarios de la primera sesión en voz de sus coordinadores de grupo y conocer la propuesta ideológica que habrán de asumir como oposición.

En tribuna, versaron discursos sobre ser una nueva oposición que recoja expresiones opuestas al oficialismo, pero que estará abierta al diálogo y en afán de construir, sin disputa con ningún otro partido político en voz de Ricardo Madrid, coordinador del grupo parlamentario del PRI.

Maximizando la importancia de la voz de las minorías para tener un equilibrio del poder político en la voz de Adolfo Beltrán, coordinador del PAN y el trabajo de una agenda mínima que todas las expresiones compartan, como lo citó Alba Virgen, del PAS.

Todo esto nos da una luz de esperanza al mundo binario que se ha intentado construir en México entre derechas e izquierdas y pone a Sinaloa como punta de lanza civilizada políticamente, sobre todo sin negar la pluralidad política, y el sitio que la democracia les ha asignado a cada partido después de la contienda electoral.

Y como dato filosófico, aunque minúsculo pareciera, nos cambia un paradigma sociopolítico, cambia por completo el lenguaje de las fuerzas opositoras al régimen. Estamos hablando de una madurez política de la democracia, que es posible gracias a personas con visión de lo político que hoy coordinan los distintos grupos parlamentarios.

Porque la narrativa en este momento se transforma con la posibilidad que tienen partidos, como Morena, de asumir el poder y partidos como el PRI de ser oposición.
No es lo mismo “estar en oposición”, que indica una condición temporal, que “ser de oposición”, que sugiere una característica definitiva o una identidad.

Somos los ciudadanos quienes decidimos con nuestro voto quién es mayoría y quién es minoría, y no los partidos, quienes se adjudican una identidad.

Y en razón a ello, tenemos la 64 Legislatura con 23 diputadas y 17 diputados, con muchísimos temas que ¡urge legislar!

Es cuanto.

Nos vemos en la próxima.

Síguenos en