Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Mis manzanas para Nezahualcóyotl

DIVAGACIONES DE LA MANZANA

Una experiencia muy conmovedora y satisfactoria viví hace unos días en Ciudad Nezahualcóyotl, que constituye una zona metropolitana con un gran potencial, más allá de sus problemas y retos, y muy por encima de la mala fama que en ocasiones ha tenido.

Resulta que un grupo de promotores culturales, junto con autoridades de ese municipio mexiquense, viene desarrollando desde hace unos años una acertada labor a favor de la cultura comunitaria. A pesar de que este trabajo se realiza en unas sencillas instalaciones y con muchas limitaciones, ya ha tenido logros sorprendentes.

Pero lo más inesperado de mi visita a esa región conurbada con el Distrito Federal fue que me invitaron a la apertura de una galería que ahora lleva mi nombre, donde se inauguró una muestra de la obra de más de 20 artistas plásticos de la comunidad. Esto, ya se imaginarán, constituyó para mí un gran honor.

Ahí encontré una convergencia con esos artistas mexiquenses: valores que nos unen, es decir, amor a lo propio, a nuestra cultura y arte.

Reconocí ahí a quienes han impulsado este tan ameritado espacio: Salomón González Trujillo, décimo tercer regidor y presidente de la Comisión de Educación y Cultura que de la actual gestión municipal, y Salvador Cisneros, un destacado promotor que estimula a esos artistas para que no se apague la llama de la creación, sino que permanezca como un ardiente bálsamo que alivia la adversidad y hasta contrarresta la violencia social.

En todo caso, es una buena siembra para ese mundo del mañana, con la esperanza de acercarse a las utopías e invocar un mejor destino común. Las nuevas generaciones esperan rumbos y derroteros que devuelvan los fundamentos del eterno México, este país profundo y de prosperidad compartida.

Con medidas de este tipo para impulsar la cultura se demuestra que cuando la voluntad y la tenacidad se reúnen, los sueños están más cerca de realizarse. Por eso, auguro que ese nuevo sitio para el encuentro con la cultura será un espacio prometedor de donde surjan nuevos y valiosos artistas de México.

El arte nos reconstituye y modela, por lo cual las decisiones que conducen a abrir nuevos foros para la expresión humana nos confirman que podemos tener un presente con futuro.

Los políticos, creo yo, debieran abrir mucho más los ojos, cumplir mejor sus responsabilidades y responder puntualmente a las demandas ciudadanas. En especial aquellos que se ufanan en discursos triunfalistas en lugar de incidir en la reconstrucción del quebrantado tejido social frente a la violencia imperante de nuestros días. A ellos les decimos que su tarea, además de procurar los elementos necesarios para alcanzar justicia, democracia y libertad para todos, es considerar y respaldar esa prioridad esencial de los pueblos que es la mismísima creación, promoción y difusión de la cultura.

[email protected]