Opinión

Morena, sin cabeza en Sinaloa, y está presente entre los sinaloenses

Por  Fernando Zepeda

Partido que no es partido. Si Morena nacionalmente no se consolida como partido, menos lo hará en Sinaloa. Sin embargo, por azares del destino, y sobre todo de las circunstancias, tiene presencia en el imaginario de los sinaloenses y en las encuestas que se han realizado. El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) no cuenta en Sinaloa con dirigencia formal, ni en el estado ni en los municipios. Los grupos que han surgido son, desde hace por lo menos tres años, de simpatizantes que se dicen militantes. Formalmente, ni edificio y tampoco oficinas tienen. Los alcaldes y legisladores que aprovecharon la ola para llegar a esos cargos, cada quien se siente dueño de Morena. Ni el que fuera hasta el 2018 dirigente estatal, Raúl Elenes, hace caso del partido. Elenes fue nombrado como comisionado de Conapesca. Ahí espera. Tal vez le apuesta a que el senador Rubén Rocha deje el cargo para brincarle, pues es el suplente del legislador. El problema de Morena son los grupos que lo integran y la disparidad de intereses que cada quien evidencia. No hay entre los diputados federales (desconocidos hasta después de la elección del 2018) quien no quiera “brincar” a otro puesto de elección, o por lo menos reelegirse. Tampoco ninguno de los dos senadores de Morena por Sinaloa se les ve que deseen quedarse en el cargo. También quieren “brincar”. De los alcaldes, ni se diga. Todos sienten que esta es su oportunidad y no la quieren dejar ir. Hasta los diputados locales quieren “brincar” de cargo o al menos repetir en la comodidad de sus curules. Es una lucha intestina que lo único que prueba es que el resultado electoral del 2018 sirvió para despertar sus apetitos políticos y le apuestan a que prevalezca el fenómeno que los llevó a sus cargos. Ni legisladores federales y locales, como tampoco los alcaldes, han mostrado a los sinaloenses resultados. Claro, no se esperaba nada de ellos. Pues por ellos no votaron. Pero ya en los cargos por lo menos se esperaba que se dieran a conocer con los sinaloenses. A un año y medio de que fueron elegidos, pocos, pero muy pocos sinaloenses conocen con nombre y apellido a sus legisladores. Siguen siendo unos completos desconocidos y aprovechados por las circunstancias. Y aun así, ahí están. Y hasta con posibilidades de volver a dar el campanazo. Aunque usted no lo crea.

Cientos de jinetes arriban a Mazatlán. La cabalgata anual que organiza la familia Escobar logró reunir a más de 3 mil jinetes. La cabalgata, que arrancó a unos kilómetros de distancia al norte de Mazatlán, en el rancho Chuchupira, logró reunir a jinetes que llegaron de todos los rincones de Sinaloa. Al trote de los caballos, algunos evidentemente finos, los participantes arribaron al rancho Las Habas, donde se ofreció una comida. La convivencia que anualmente organiza la familia Escobar sirve además para que la comunidad rural que gusta y practica equitación, se reúna por lo menos una vez al año. Muchos de los participantes son dueños de ranchos y propietarios de caballos, algunos de ellos sementales que son altamente cotizados. Observar el arribo de cientos de jinetes. De cientos de caballos que vinieron cabalgando por las orillas de la costa, fue un espectáculo poco antes visto.

Conferencia de prensa. El propietario y director de Paralelo 23, el periodista Mario Martini, ofrecerá mañana una conferencia de prensa. Ahí, el periodista revelará los pormenores de la denuncia contra el alcalde Luis Guillermo Benítez y parte de sus colaboradores. La cita es en Solemare del centro a las 09:30 horas.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo