Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Motivos para reclamar

PISTA DE DESPEGUE

Tengo que iniciar con una confesión: hasta el día de hoy, nada ni nadie ha podido hacerme cambiar de opinión sobre lo innecesario que son los remakes. Todos los remakes.

Claro, podría justificarme argumentando lo clásico: que son oportunistas, que son muestras fehacientes de lo agotado que está la industria, que regularmente lo empeoran todo y nunca superan al original. Pero también pienso que esas tres ideas (y las demás que quieran sumarle a la lista), no dejan de ser necedades tan innecesarias como cualquier remake.

Lo dejo claro: hasta la fecha pienso que ningún remake ha justificado su existencia, no que sean por default meras boñigas cinematográficas.

Porque hay remakes entretenidos, competentes, incluso que sí han servido para actualizar tal o cuál historia sacando provecho de los cambios sociales, culturales y hasta tecnológicos del momento. Pero de ahí a que los justifique como obras realmente necesarias, absolutamente pertinentes y hasta deseadas, para nada.

¿Y de dónde viene esta confesión?

Resulta que hace unas semanas, por morbo más que por cualquier otra cosa, decidí revisar la versión de Oldboy de Spike Lee (Estados Unidos, 2013. Conocida como: Días de venganza), remake de Oldeuboi de Park Chan-wook (Corea del Sur, 2003. Estrenada acá con el título: Cinco días para vengarse), y conforme avanzaba la película, no dejaba de pensar en cuál era el mayor problema de lo que estaba viendo.

Lo digo porque resulta francamente mezquino el mero levante del puño con el pulgar abajo sólo porque un norteamericano atentó contra ese Moderno Clásico Cinematográfico de diez-once años de estreno. Amigo y amiga, si quieres que eso jamás vuelva a pasar, sencillo: compra los derechos del MCC de tu preferencia y luego entiérralos en el patio de tu casa. Cada cinco años renueva esos derechos y ya, seguro que nadie los mancillará. Sin embargo ¿Qué es lo que verdaderamente podemos reclamarle a la cinta de Lee?

Evaluándola sólo por su factura, me temo que el Oldboy de Spike Lee sale mejor librado que muchos otros thrillers taquilleros de la última década. Josh Brolin no hace un mal trabajo encarnando/transformándose en Joe Doucett según el guión de Mark Protosevich. Qué decir del trabajo tras la cámara de Sean Bobbitt, que consigue dotar a la cinta de una atmósfera generalmente neutra en la que las explosiones de color vaya que logran emparentarse con las emociones que viven los personajes. Cierto, desdibujado y sobreactuado está el villano interpretado por Sharlto Copley, la Marie Sebastian de Elizabeth Olsen es gris y el Chaney de Samuel L. Jackson sobra, pero por ahí está el remanso propuesto por el (desaprovechado) Chucky de Michael Imperioli. Sí, nada del otro mundo ¿En dónde está el problema entonces?

Va mi respuesta: en que lejos de adaptar el manga de Garon Tsuchiya y Nobuaki Minegishi en el que se basó la cinta original, algo que le hubiera hecho alejarse de muchos problemas, lo que Lee y Protosevich hicieron fue tomar dicha cinta original y hacerle un políticamente correcto lavado de rostro.

La cinta de Park Chan-wook es uno de los más duros golpes cinematográficamente dados a la generación Peter Pan: esos adultos-niños ni buenos ni malos que están negados a responder por sus actos y que se valen de cualquier placebo para evadirse. Lo interesante es que a pesar de todo lo que le ocurre, todo lo que aprende, todo lo que se entera, Dae-su Oh (Min-sik Choi) llega al punto de no retorno, ese en el que se decidirá sí logrará cambiar o no, y decide no hacerlo aunque con ello se joda la vida de alguien más. Pero en el caso del remake, la postura de director y guionista es clara: Joe Doucett no es un hombre malo (porque, caray, aquí sí hay maldad y bondad). A Doucett solo le faltaba un ancla moral y al final, tras todo lo que le ocurre y todo lo que se entera, eso es lo que le obtiene, por su propia mano y con una sonrisa dibujada en su rostro.

Todos los remakes son innecesarios. Lo sigo diciendo y lo seguiré escribiendo. Pero el Oldboy de Spike Lee no es un ejemplo de ello. Esta película es sólo un vivo ejemplo de que el camino al infierno está plagado de buenas intenciones. Nada más.

Por cierto ¿Ya se enteraron que se están preparando remakes de Simpatía por el Señor Venganza y de Señora Venganza?

@duendecallejero