Opinión

Movimiento

ROMPEOLAS

Por  ROMPEOLAS .

Movimiento(Foto: Víctor Hugo Olivas/EL DEBATE)

Movimiento | Foto: Víctor Hugo Olivas/EL DEBATE

Movimiento. La falta de respuesta por parte de la Conapesca, que encabeza el mazatleco Raúl Elenes Angulo, a la demanda de la restitución de programas y apoyos para la compra de combustibles, está generando un movimiento de protesta que ya ejecutó sus primeras medidas en Mazatlán.

Un grupo de pescadores y empleadas de las congeladoras bloquearon ayer el acceso al Parque Industrial Alfredo V. Bonfil para exigir una reunión con las autoridades federales de pesca. Exigen que les expliquen las medidas que están tomando para evitar que el retiro de los subsidios deriven en la suspensión masiva de salidas de embarcaciones y la subsecuente pérdida de empleos.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

La misma inconformidad está creciendo en otras zonas pesqueras de Sinaloa y del país, como parte de un movimiento social para la atención inmediata de la problemática pesquera. La manifestación de ayer cesó con el acuerdo de volver a ejercer acciones más radicales, si la Conapesca mantiene su política de ostracismo ante las demandas del sector social de la pesca. 

Campaña. El alcalde de Mazatlán, el morenista Luis Guillermo Benítez Torres, no se cansa de sostener que, a pesar de su aspiración  declarada por la gobernatura del estado, no anda de campaña. Asegura que su visita a Durango, donde hizo un miniinforme de resultados en materia de recuperación económica (lo mismo que en Guamúchil, Choix y Badiraguato) no es una cruzada por promover su imagen política, sino un plan para mejorar la imagen del destino.

Por cierto, esta campaña fue motivo de muchos comentarios al inicio de esta semana, cuando en Culiacán, el gobierno del también morenista, Jesús Estrada Ferreiro, clausuró al menos cuatro espectaculares que promocionan las obras de embellecimiento de Mazatlán.

Ausente. La Comisión Estatal de los Derechos Humanos ha estado muy ausente durante la pandemia, a pesar de tantas quejas que se han presentado por mala atención y falta de medicamentos en los hospitales públicos, así como por las estrategias de confinamiento que se establecieron desde el mes de marzo, causando el cierre de gran parte de los establecimientos no esenciales y la prohibición para la instalación de puestos ambulantes y tianguis, estos últimos sin poder ser instalados.

Ayer, la CEDH emitió un pronunciamiento con el que hace un llamado a la autoridades estatales y municipales para que todas las acciones y las medidas sanitarias y de otra índole para proteger la salud de la población y mitigar o contener la propagación del Covid-19 se hagan dentro del marco del derecho, con respeto a los derechos humanos.

A su vez, hace un atento y respetuoso llamado a toda la población para que acate y cumpla con las medidas decretadas por las autoridades, y, en consecuencia, gradualmente se vayan reactivando las actividades sociales y económicas en el estado. En estos momentos todos deben poner de su parte para reducir los casos de contagios de este virus, para poco a poco recuperar la normalidad.

Decepcionados.  Los padres con niños internados en el Hospital Pediátrico han tenido que sufrir mucho en las últimas semanas. Primero, por la enfermedad que padecen los infantes, que pone en riesgo sus vidas, pero además por las carencias con las que opera el nosocomio, que no tiene quimioterapias, medicamentos básicos y especializados ni insumos médicos.

Por más que se han manifestado y denunciado este problema, ninguna autoridades les da una solución, y estuvieron esperanzados de que con la visita del director del Instituto de Salud para el Bienestar, Juan Antonio Ferrer Aguilar, el déficit de medicinas e insumos terminaría.

Al visitar la obra del nuevo Hospital Pediátrico, el funcionario federal dialogó con los padres de los pacientes, con quienes se comprometió a resolver las carencias; pero su decepción fue cuando escucharon al titular del Insabi declarar ante los medios de comunicación que no había tales carencias, porque habían enviado todas las claves al estado.

¿Realmente fueron enviados todos los medicamentos e insumos al estado? ¿Dónde quedaron? ¿Por qué no llegaron al Hospital Pediátrico? Alguien no dice la verdad, y eso es bastante grave, porque se pone en peligro la vida de muchos niños enfermos.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo