Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Mucho Jeter, poco Gwynn

RINCÓN BEISBOLERO

Tributos. El Juego de Estrellas de las Grandes Ligas fue básicamente un evento montado para rendirle tributo a uno de los grandes de hoy que está cerca de decir "adiós". Parece que todo se preparó para que fuera una elegía para Derek Jeter, pero suele suceder que como en otros aspectos, el privilegio para unos es el desaliento para otros.

Y es que por más que hayan puesto a lanzar la primera bola a Rod Carew, que haya aparecido Tony Oliva (ídolos ambos en Minnesota), nos parece que MLB cometió un gran desliz al ni siquiera otorgarle unos segundos a recordar al recientemente desaparecido Tony Gwynn.

No entendemos el porqué de la presunta "omisión" que alcanzó incluso a la televisión, en donde no les alcanzó para siquiera conceder 20 segundos para evocar a un grande de todos los tiempos, tanto como lo han sido otros y tanto como consideran a Jeter.

Con Carew y Oliva tenían más que buenos pretextos para recordar a Gwynn, aunque fuera una mención. No hacerlo nos parece a nosotros un gesto de muy mal gusto pero entendible: lo de hoy vende, lo de ayer no tanto.

Reinicio. Lo que sigue es la mítica segunda mitad que concluye al cerrarse septiembre. Las cosas inician donde se dejaron y aquí es hora de saber quiénes se sostendrán, quiénes se levantarán o quiénes se caerán.

Viene también esa parte del año en donde se pone a prueba la capacidad de asombro con movimientos y cambios no esperados, en algunos casos involucrando a peloteros con nombre (y altos sueldos). Es la hora en que se mueven las piezas en el tablero.

Hoy, Orioles, Tigres y Atléticos en la Americana, mientras que Nationals, Cerveceros y Dodgersen la Nacional, esos son los líderes divisionales. Angelinos y Marineros serían los "comodines" en la primera; Gigantes y Bravos en la segunda.

Dos meses y medio más para saber si es que algo cambia y para dónde soplan los vientos.

Cierre. Y mientras en la Liga Mexicana de Beisbol prácticamente han entrado a la recta final de su calendario, es bueno echarle un ojo a lo que está sucediendo en las ligas Norte de Sonora y Norte de México, circuitos de desarrollo que se encuentran ya en su etapa de semifinales.

Se trata de circuitos de desarrollo donde se foguean jóvenes peloteros, varios de ellos pertenecientes a organizaciones de LMB, quienes podrían ser los futuros estelares de la pelota nacional.

En la LNS ya quedaron instalados en la serie final los Diablos de Hermosillo, mientras que en la otra semifinal Caborca está cerca de eliminar a Puerto Peñasco. Qué bueno que esta fase terminal del calendario salve en buena parte una trompicada campaña.

En la LNM, Algodoneros de San Luis cerca de eliminar a Tecate, mientras que Freseros de San Quintín, donde milita el cubano Pedro Luis Lazo, con ventaja sobre Ensenada.

Insistimos: hay que ponerles atención.

Verano. En cuanto a la LMB, seis equipos prácticamente calificados (no se avizoran desgracias al respecto) y el resto es un "Viva México". Por el cuarto boleto hay un buen número de tiradores y lo único que se concluye hasta hoy es que los Broncos de Reynosa están fuera de la pelea en la Norte.

Ahí, en esa zona, cuatro equipos están en el pleito, ya que recordemos que el cuarto puesto no pasa directo si es que su diferencia con el quinto lugar es de tres o menos juegos. Por eso es que Acereros, Vaqueros, Rieleros y hasta Toros tienen chance aún.

En la Sur, Guerreros, Piratas y los resurgientes Leones están metidos en esa licuadora, de la cual deberá salir el cuarto calificado.

Entre lluvias, movimientos y desconciertos.