Opinión

Nada conformes

A los funcionarios municipales prácticamente los obligaron a pagar siete mil pesos para una butada en el estadio Carranza...

Por  Alameda .

Nada conformes. Este pasado viernes varios servidores públicos a cargo de direcciones del Ayuntamiento fueron llamados a firmar un documento en el que autorizan se les empiece a descontar de la quincena siete mil pesos, esto para ser acreedores a una butaca del equipo Algodoneros, medida que la mayoría no está de acuerdo porque serán un aproximado de mil pesos los que dejen de percibir, dinero que bien pudieran utilizar en otra cosa al tener su propio control de gastos, sobre todo cuando más de alguno ha externado que no son simpatizantes del beisbol, pero la adquisición de la butaca no estaba a elegir, era o firmas o firmas y no les quedó de otra que apoyar al equipo blanquiazul. 

Apesta a rata. Donde el olor entre rata y cucaracha se está volviendo insoportable es en la bodega que se ubica a escasos metros de la Dirección de Planeación, en la que se está aglomerando el papel reciclado del Librotón, misma que intensifica los fétidos olores. Quienes llegan a dejar la papelería lo hacen lo más rápido posible. Una fumigada y ventilación caería de maravilla antes de que se transforme en un nido de roedores, si es que ya no lo es, o si no actúan con acciones de salubridad pues se necesitan unos guantes y cubrebocas para quien se tenga que meter a acomodar los desechos de libretas, libros y otros ejemplares.

Con el nubarrón encima. El director de Obras y Servicios Públicos asegura que están haciendo los trabajos correspondientes para avitar afectaciones con la temporada de lluvia y lo cierto es que sí se ha visto al personal de dicha dirección limpiando las rejillas y las bocas de tormenta, y aunque eso es una gran ayuda para que no haya encharcamientos, lo que preocupa es la falta de limpieza del río. Que el recurso de 19 millones de pesos ya está palomeado y es completamente seguro dice Mauricio López Parra, y es que la Conagua ya dijo que sí, pero no dijo cuándo y sigue sin asignar el recurso y se corre el riesgo de que, de registrarse lluvias fuertes y constantes, se presenten problema mayores. Ojalá que hagan cuentas del tiempo y suelten el dinero rápido para que inicien los trabajos y no pretendan estar limpiando el río con el pleno nubarrón encima.

Duro golpe. El cambio en la fórmula para la asignación de participaciones federales va a venir a asestar otro duro golpe a las finanzas del Ayuntamiento. Se habla de que pudieran dejar de percibir hasta tres millones de pesos menos por mes, situación que complicaría aún más el panorama. Evidentemente esto obliga a la administración a someterse a un régimen de austeridad mucho más marcado, tienen que ver cómo le hacen si es que no quieren caer en una situación tan compleja como la que vivió en su momento el gobierno de Armando Leyson Castro, no digamos de Diana Armenta porque en el caso de la exmunícipe priista evidentemente tenía el respaldo del gobernador del estado, quien en más de una ocasión la rescató.     Lo dicho, a ver cómo le hacen, porque obligados están.