Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

¡Nada más admirable que el ser humano!

COMALLI

A los estudiantes de farmacia, grupos 3-1 y 3-2, de la universidad, dedico esta columna. Deseo cerrar el tema que trabajamos durante el semestre, así como abrir las puertas que extienden el syllabus oficial de la materia Ética y Deontología hacia el horizonte del ser humano, que atiende, conoce, reflexiona, juzga, decide, ama y comparte. Existen muchas cosas en el universo que son bellas, pero nada más admirable que el ser humano; palabras de increíble belleza que Sófocles canta al hombre, por lo que resulta de todos sus actos (humanos). "Todos somos responsables de todo y de todos ante todos, y yo más que los demás", Dostoievski. ¿Qué soy? ¡Pues que vas a ser, pues eso!, estas fueron las frases "estratégicas" que seguí. La columna es como un cifrado armónico, desde donde cada uno de los estudiantes, puede atreverse a sacar su tono para proyectar el sentido del pathos histórico que están escribiendo: ser estudiantes. ¿A quiénes les importa el estudio? A muchos. Los estudiantes son los receptores más directos, aunque no precisamente los más interesados. Las frases estratégicas describen al ser humano como un ser ético, cuya preocupación por hacerse responsable de lo que hace, surge en el momento en el que le importa lo que sucede con todos los demás. Para que a los estudiantes les importe lo que pasa en el salón de clases, es necesario que amen su día a día y reconozcan lo bueno y lo malo que resulta de su comportamiento. Si son conscientes de ello, la clase se convierte en una "exigencia ética", de la que no pueden librarse respetando lo acordado: puntualidad, lectura previa, análisis, mapas, portafolios, ensayos, juicios de valor. En fin, somos lo que hacemos y en esto se sostiene la "admirabilidad" de los actos humanos. Gracias por el aguante. Los admiro. La experiencia tuvo un impacto tectónico en mi espíritu docente. Intenté mostrarles de manera clara e intensa, las grandes preguntas en relación con lo que hacemos para bien o para mal. Esa fue mi función, el resto les correspondía a ustedes. De tu coherencia depende la salud del otro y de los otros. Tal vez mañana dirás conmigo que para los sujetos críticos, profesionistas o no; valen más los motivos de vivir que la propia vida.

[email protected]