Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Nada qué festejar

NUESTRA OPINIÓN GUAMÚCHIL

Como se ha visto en los últimos años, la actividad agrícola ya no es lo que solía ser, ya que las pérdidas para los productores, ocasionadas por factores naturales o comerciales, se van acentuando cada vez más impidiendo un correcto desarrollo para el campo en esta región del estado.

Hoy es el Día del Agricultor, festejo que no es tampoco como hace algunos años, alegre, rimbombante y con una gran algarabía porque había enormes motivos para estar contentos, porque la economía que generaba el trabajo de las tierras en la región del Évora era una fuente de ingresos aceptable y dejaba buenas ganancias; pero contrario a esto, los productores en esta ocasión, al igual que el año pasado, sólo buscan la unidad del gremio, estar juntos para soportar cualquier adversidad que se avecine y salir avante de la misma, porque ahora es cuando más deben trabajar en equipo por un mismo fin, que es el de sacar adelante el campo y buscar por todos los medio posibles que vuelva a ser el de antes.

Ante las circunstancias actuales, a los productores no les queda más remedio que albergar una esperanza y pensar en que su trabajo mejorará, al parecer los fenómenos climatológicos se han ensañado con estas tierras durante los últimos años pero tarde o temprano se han ido levantando.