Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Nelson Barrera: El personaje

EL RINCÓN BEISBOLERO

Efemérides. El lunes pasado se cumplieron 17 años de que Nelson Barrera se convirtiera en el líder productor de por vida en la Liga Mexicana de Beisbol, fecha que no debiera pasarse por alto ni darse por desatendida. No es atrevimiento ni osadía llamarla una fecha icónica en los anales de la pelota nacional.

Nelson tenía una reverencia especial por Héctor Espino, a quien vino a arrebatarle no solamente el cetro en ese rubro, sino también en el de jonrones. Sus años finales lo vieron convertirse en un obseso de los números y por eso en 2001 recibimos aquella llamada, en la cual el llamado "Almirante" nos dijo eufórico: "Lo logré, le tumbé a Espino el récord".

Así como en Grandes Ligas se habla de Ruth, Aaron y Bonds, así en México se debería hablar de Espino, Barrera y Andrés Mora. Mucho por interés netamente deportivo, pero también porque en medio existe morbo, del bueno, interés que debería ser mediático y no solamente anecdótico.

Nelson veía en Espino a un competidor más que a un ídolo, que ante sus ojos solamente tuvo su tío, José Ángel Romellón, a quien reconoció como el personaje por el cual abrazó la profesión de beisbolista.

En 1977 comenzó su carrera en el verano y su paso hacia los récords. Inició junto con personajes como el "Diablo" Montoya, Miguel Suárez, Abulón Hernández y el entonces ya establecido Aurelio López, de quien el propio Nelson nos dijo: "Aurelio fue mi abogado y mi gestor ante Cananea Reyes. Le decía que me pusiera a jugar y ese año la hice de casi todo: de cátcher de bullpen, cátcher suplente, designado, segunda base, tercera base y shortstop".

Una amistad que recorrió años y aventuras.

Hechos. Líder jonronero de por vida, Nelson solamente fue líder en ese departamento una vez en su carrera, en 1987, cuando conectó 42 ese mismo año, y en 1988 fue líder en producidas, jugando para los Diablos Rojos del México.

Un 22 de abril de 1997 llegó a 1574 impulsadas y no paró hasta dejar su récord en 1927, cifra que a como se ven las cosas, puede durar un rato más intocable.

Recordamos ahora sus palabras, meses antes de su repentina muerte en 2002: "Ahora sé que he podido dejar huella en el beisbol mexicano".

Fechas que de alguna manera no deben quedarse bajo llave.

Despido. Los Piratas de Campeche despidieron como su mánager al cubano Jorge Fuentes y le dieron el puesto a Roque Sánchez. Se dijo que la directiva del club le reconoció al mentor isleño "su empeño y dedicación".

No se salieron de su discurso, ya que en noviembre de 2013, al contratarlo, dijeron que habían logrado la firma del "mánager más exitoso" en la historia de la pelota cubana y que era el hombre indicado, "en aras de elevar el nivel del conjunto y pugnar con fuerza por el acceso a los play off".

Fueron apenas 17 juegos los que sostuvo, y el récord del equipo, ocho triunfos por nueve derrotas, no suena tan mal ni tan estruendoso como para haber forzado su despido.

Ni modo de entender el movimiento como reemplazo para que llegara el también cubano Alfredo Despaigne ni mucho menos, que no somos mal pensados, por el hecho de que un pelotero de Piratas está acusado en Aguascalientes de haberse sobrepasado con una menor de edad.

Sí, apenas 17 juegos transcurridos.

Marca. Albert Pujols llegó a 500 jonrones conectados en las Grandes Ligas, y se convierte en todo un hito. Lo hizo conectando dos el martes en Washington ante los Nationals.

Nadie duda de que Pujols ha sido uno de los mejores peloteros de los últimos años, un feroz bateador, a quien se le reconoce el tamaño de su logro. Pero ni modo de no preguntar, ¿uno de los mejores de todos los tiempos?

El cuestionamiento va y viene, no se queda quieto, porque para muchos, esta cifra de los 500 llega justo cuando parece que la carrera del dominicano ha entrado en declive, teniendo 34 años de edad a cuestas y no parezca haber mucho ya por delante.

Logro que se aplaude, hito que se reconoce, pero, ¿uno de los mejores de la historia?