Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

¿Ningún cambio fiscal más…?

CUENTOS POLÍTICOS

En el intenso proceso de obnubilación en que se encuentra extraviado el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, el día de ayer se atrevió a declarar ante representantes de la iniciativa privada, que ya no habría ningún cambio fiscal más. Instalado en una evidente ceguera política dicho funcionario no percibe con la claridad necesaria las asechanzas que se ciernen en torno al futuro del gobierno del presidente Peña Nieto. ¿Cuáles asechanzas? El PAN podría convertir al Congreso de la Unión en las elecciones intermedias del 2015 en un recinto parlamentario de color mayoritariamente azul y de llegar a darse semejante evento no solamente derogarían las reformas fiscales suicidas que propuso Videgaray, sino que se procedería al entierro de la presente administración, en el entendido de que gobernarían tal vez los panistas, si es que esto fuera posible, aliados con los perredistas en los objetivos en que se encontrara alguna convergencia. La realidad es que los panistas en el congreso podrían inmovilizar las iniciativas legales del actual gobierno a partir del año entrante.

¿Cómo? ¿Qué le parecería al amable lector que pasa su mirada por estas breves líneas si Gustavo Madero llevara como campaña política el año entrante de cara a las elecciones intermedias, el siguiente slogan?: "Peña Nieto te robó tu patrimonio a través de unos impuestos ominosos sin haber atacado a los trabajadores informales ni haber reducido el gasto burocrático". "Vota por el PAN y te regresaremos la capacidad de ahorro con la que antes contabas". "Nunca olvides, querido ciudadano, que el PAN votó masivamente en contra de la reforma fiscal suicida que propuso Peña Nieto". "Nosotros estamos para proteger tus intereses y los de tu familia y, por lo mismo, derogaremos desde el congreso todos aquellos gravámenes que atenten en contra de tu patrimonio". "El PAN respetará el producto de tu trabajo y de tu esfuerzo". "Sólo el PAN podrá sacar de la recesión económica en la que Videgaray sepultó a la nación".

Por supuesto que un congreso azul ejecutaría todos aquellos cambios fiscales a los que se niega el secretario de Hacienda por más que éste jure y perjure que ya no se modificará la agenda tributaria. Cualquier párvulo podría entender que la recesión económica a la que está conduciendo Videgaray se debe a la imposición de gravámenes irracionales a la creciente clase media, la que, en realidad, está sosteniendo al país, en inteligencia de que las grandes empresas, si acaso, pagan el 3 o el 4% de sus ingresos brutos. Una éxito empresarial en lo que se refiere a la elusión fiscal.

Cualquier director de empresa que durante dos años consecutivos no hubiera alcanzado las metas propuestas y ni siquiera se hubiera acercado aquellas, sería fulminantemente despedido y cesado de su cargo. Si Videgaray ya redujo el crecimiento económico en 2014 del 3.9 a 2.7 y todavía se atrevió a agregar que el 2.7 no era una promesa, como sin duda no podría serlo, (en lo personal creo que ni siquiera llegará 1% este año), lo anterior sin perder de vista que en 2013 el crecimiento fue del 1%, entonces el promedio de dos años sería del 1.5, un auténtico desastre que echa por tierra algunas de las más importantes promesas de campaña del presidente Peña Nieto.

¿Ningún cambio fiscal en lo que resta del sexenio… ¿Lo veremos licenciado Videgaray, lo veremos en el tiempo…

@fmartinmoreno