Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Niños indocumentados atraviesan el infierno

Son decenas de miles los niños indocumentados no acompañados en Estados Unidos que deambulan de un lugar a otro, que son víctimas de abusos y violencias de todo tipo, algunos que incluso son enganchados por el narcotráfico, que no tienen asegurada su subsistencia, que son perseguidos y detenidos cerca de la frontera, enviados a instalaciones migratorias… Todos ellos buscan subsistir. Se trata de un drama humano que ha crecido en los últimos años y que finalmente fue abordado por los medios en EU. ¿Cómo llegaron tantos pequeños indocumentados a EU? Algunos son menores que fueron enviados desde sus países con polleros para "alcanzar" a sus padres y que los abandonaron a medio camino. Otros adolescentes viajaron por ellos mismos huyendo de violencia, hambre o soledad en su lugar de origen… No pocos, perdidos, llegaron por sí mismos o fueron llevados a albergues.

Los pequeños indocumentados son enviados, por autoridades migratorias, a bases militares en San Antonio y Oxnard, otra más reciente fue abierta en Oklahoma, ahí deberán permanecer durante su juicio de deportación. En la semana el gobierno estadounidense anunció que se abrirán más bases militares para hospedar a niños indocumentados. A Fort Still se esperaba que llegaran de 600 a mil 200 antes de que termine la semana.

En 2013 fueron localizados o detenidos 24 mil 700 niños indocumentados de distintas edades, algunos muy pequeños, menores de cinco años, la mayoría de origen centroamericano, de Guatemala, Honduras y El Salvador, también niños de origen mexicano. El Comité de Justicia del Senado calcula que en año fiscal hasta mayo fueron detenidos en la frontera de México con Estados Unidos 47,000 niños no acompañados. En 2014 se calcula que serán alrededor de 60,000. Respondiendo a no pocas denuncias de maltrato el Departamento de Seguridad Interior (DHS) afirmó que se investigarán denuncias y abusos contra niños indocumentados. El drama es tal que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) tiene a su cargo la coordinación institucional.

La visible oleada de niños sin acompañante, atiza el debate por la reforma migratoria en Estados Unidos. Los demócratas sostienen que urge proteger a los niños y legalizar a los indocumentados. Los republicanos más conservadores acusan al gobierno de Obama por la crisis y dicen que es el resultado de discutir la legalización de más de 11 millones de indocumentados en Estados Unidos, a lo que se oponen.

Tras la detención viene un juicio en tribunales migratorios, luego sigue la deportación con que se inicia otro oscuro trayecto hacia "su país". Pero entre la detención y la deportación sufren del confinamiento en instalaciones migratorias no suficientemente habilitadas para atender sus necesidades más elementales en la mayoría de los casos, luego son trasladados a lugares donde permanecerán mientras tiene lugar el juicio que desembocará en su deportación. Inicia otro infierno con el regreso solos, deportados, a su país de origen. Pocos localizan a sus padres o pueden encontrar alguien con quien vivir en Estados Unidos. El drama humano de menores de edad es inconmensurable. Justo es decir que en México, cerca de la frontera con EU, el DIF tiene albergues también llenos de niños no acompañados extraviados en el camino.

Organizaciones de apoyo a indocumentados como la Unión por las Libertades Civiles (ACLU) o el Centro Nacional de Justicia para Inmigrantes han presentado múltiples denuncias sobre el abuso y maltrato que sufren los niños no acompañados por parte de agentes federales. Una organización que se dedica a la defensa de niños inmigrantes, reclutó a 7 mil abogados para representar a niños solos en tribunales migratorios. Uno de cada cuatro niños no acompañados es atacado sexualmente, incluso son asesinados. Esa crisis humanitaria es una emergencia.

[email protected]