Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

No al asfalto

NUESTRA OPINIÓN GUAMÚCHIL

La expansión de espacios habitacionales ha traído el desarrollo del municipio hacia la zona sur, con ello las constructoras ofrecen a la vista de la ciudad mayores caseríos y oportunidades de vivienda, claro está que permiten a la población tener un lugar donde vivir. La situación hasta aquí está bien planteada sin embargo, la media que ahora tomará el ayuntamiento de Salvador Alvarado es no aceptar de las compañías constructora espacios habitacionales donde las pavimentaciones de las calles sea con material de asfalto. La decisión que se ha tomado desde el interior del área de Obras Públicas es aplaudible, debido a que el problema de las pésimas condiciones de las calles se ha venido creciendo y más aún se presenta cuando existen áreas que están construidas con este tipo de material, el cual es débil y poco resistente al agua y a las altas temperaturas registradas en la región. La no aceptación de este tipo de calles hechas en espacios habitacionales por parte del municipio recae en que la durabilidad de las calles es por tiempo muy corto lo que obliga a que el ayuntamiento tenga la responsabilidad de emprender inversiones para el mejoramiento de estas rúas, una vez que se emplee desde la construcción materiales de buena calidad permite tener calles con más tiempo de vida y con esto la oportunidad de un desarrollo más adecuado para la misma ciudad. Con esta decisión las constructoras deberán reforzar las acciones de calidad en las obras que deberán entregar a los municipios, para que las calles no sean de asfalto sino de hidráulico y que con ello el tiempo de vida sea de mayor prolongación. Hasta ahora podemos encontrar fraccionamientos en donde los clamores y reclamos son llevados hasta la autoridad municipal, quien sin duda fueron quienes al asumirlos como su responsabilidad deberán resolver estos conflictos. Ahora fraccionamiento entregado es porque la pavimentación será de concreto hidráulico.