Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

No al aumento

NUESTRA OPINIÓN CULIACÁN

Desde hace meses se viene hablando de un aumento en la tarifa del transporte público en el municipio, la cual hasta el día de hoy es de 7.50 pesos para el pasaje normal, y de 3.50 para los estudiantes, cuando se les respeta el descuento.

Los dueños de los camiones manifiestan que los altos costos de mantenimiento de las unidades y del combustible les deja poco margen de ganancia.

La realidad es que el servicio que prestan la mayoría de las rutas de transporte urbano que operan en la ciudad deja mucho qué desear, al igual que el trato que dan sus operadores a los pasajeros.

Por tal motivo, el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Independiente (CEDHI), Luis Rosales Zagal, ha hecho un llamado a las autoridades gubernamentales para que frenen el aumento que se viene cocinando.

Sobre todo por el mal servicio que muchos de los concesionarios ofrecen.

Unidades en mal estado, choferes que no cuentan con la capacitación necesaria para dar un buen servicio a los usuarios, horarios de inicio y término del servicio establecido por los mismos concesionarios, además de que muchas veces no hay camiones suficientes para cubrir las rutas.

En promedio el ciudadano común se gasta 30 pesos diarios en camiones.

A eso hay que sumarle que si es jefe de familia, debe de cubrir los gastos de transporte de su esposa e hijos, lo cual no es nada económico.

Falta que exista una autoridad que en realidad vigile el transporte público y los haga cumplir con estándares de calidad y no sólo tener "checadores" que lleven el control del tiempo que tarda cada camión en cumplir con el recorrido completo de la ruta.

Rosales Zagal hace una apreciación muy importante: "Si no es negocio, entonces que lo señores lo dejen".

Está claro que si alguien es dueño de más de un camión, es porque está obteniendo ganancias, ya que las unidades que circulan en las calles no se las regalan a los concesionarios del transporte público.

Ojalá que exista voluntad de los funcionarios involucrados en la regulación de las tarifas del transporte colectivo y se evite que los usuarios tomen medidas extremas como en otras ocasiones.