Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

No es cuestión de 'ajustes'

GUASAVE

La posibilidad de realizar ajustes al recién publicado calendario escolar para el nivel básico es casi un hecho, dicen los que saben, pues cada año ocurre, sobre todo con el cierre del mismo, para evitar que los alumnos se expongan a las temperaturas extremas de agosto; sin embargo, estas medidas no son más que remedios para un problema que en la entidad requiere soluciones de fondo, y es ahí donde hasta hoy nadie, ni los diputados federales que son los que podrían, ha hecho nada para proponer un mayor presupuesto para infraestructura educativa.

Hay que reconocer que quitar días al calendario para terminar las clases antes de lo previsto y evitar que los niños se expongan al fuerte calor es de agradecerse, sobre todo porque en Guasave únicamente entre el 10 y el 15 por ciento de los planteles tienen equipos de refrigeración, y del resto la mayoría carecen incluso de abanicos, lo que convierte sus espacios de clases en unos hornos. Es por ello que a Sinaloa le urge un mayor presupuesto para mejorar los centros escolares, pero no sólo en sus enjarres, puertas, ventanas, techos y baños, hoy los tiempos cada vez más cálidos exigen la refrigeración de las aulas, pues el contar con un aire acondicionado no es cuestión de lujo, hoy resulta una condición de sobrevivencia.

Y es que ante las fuertes temperaturas que se sienten en esta región del norte de Sinaloa resultan un calvario para miles de niños de preescolar, primaria y jóvenes de secundaria, sobre todo en los meses de junio, julio, agosto y septiembre, por lo que más que ajustar el calendario es necesario dotarles aires acondicionados.

El representante de la SEPyC en Guasave ya adelantó la posibilidad de ajustar el calendario escolar, ese que contempla el inicio del ciclo el 18 de agosto, es decir, a mitad del mes más caluroso del año, pero también prevé el cierre de ciclo para el 14 de julio del año próximo.