Opinión

No es egoísmo, es autoestima

CAMINOS

Por  Norma Campos

Hablar de cuidarnos primero a nosotros puede causar confusión ya que, en la mayoría de los casos, hemos sido educados más bajo el principio de “darnos a los demás”, que de “voltear a nosotros mismos”. En este contraste, voltear a uno mismo puede considerarse “egoísta”. Pero existe una gran diferencia entre ser egoísta y lo que implica cuidar de nosotros mismos, adueñándonos de nuestro poder y como parte de la voluntad de Dios para nuestra vida.

El cuidado de uno mismo es parte de una buena educación. “Nadie da lo que no tiene”… Para quienes somos agentes de la educación, padres de familia, autoridades, maestros, resulta de particular importancia considerarlo: ¿cómo vamos a educar, a dar, lo que no tenemos? ¿Cómo enseñar el amor por la lectura cuando no hemos desarrollado el propio hábito? ¿Cómo educar en el respeto cuando nuestras conductas carecen del mismo? ¿Cómo enseñar a nuestros hijos o nuestros alumnos valores como la honestidad, la solidaridad o la tolerancia, cuando no damos muestra de ello o no nos interesa desarrollarla en nosotros?

Sin duda, para educar se necesita saber que lograremos transmitir a otros actitudes y valores solo en la medida en que quien educa desarrolla en su persona esas mismas actitudes y valores. No se educa diciendo; se educa haciendo. Y es así que el concepto del cuidado de uno mismo cobra tanto sentido.

¿Qué significa cuidar de nosotros mismos? Significa atender nuestras propias necesidades, tanto del orden físico como emocional y espiritual. Significa que podamos tener la capacidad de voltear a vernos primero a nosotros, identificar cómo nos sentimos ante una situación, reconocer si alguien está traspasando nuestros límites, o somos nosotros quienes los traspasamos, para poder entonces responder en esa situación. Pero estamos más acostumbrados a dar gusto a los otros, aun a costa de nuestra propia incomodidad o molestia. En ocasiones podemos responder diciendo sí, cuando hubiéramos querido decir no… ¿o no le pasa a usted esto mismo?

Cuidar de nosotros mismos es un requisito para poder cuidar a otros, relacionarnos con otros. Cuidar de nosotros mismos no es egoísmo: es una muestra de superior autoestima.