Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

No faltan problemas

NUESTRA OPINIÓN GUAMÚCHIL

Para la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Salvador Alvarado, parece que los problemas no tienen para cuándo acabarse, ya que en lo que va de la actual administración ha sido un conflicto tras otro.

Desde el inicio de este periodo, comenzaron con una deuda que dejó la gerencia del gobierno del ex presidente Gonzalo Camacho, situación que ha traído una serie de inconvenientes a la Junta, que han ido desde paros laborales hasta el cambio del gerente anterior, José Antonio Rodríguez Cebreros.

El adeudo que viene arrastrando, aunado a la gran morosidad que existe por parte de los usuarios de este servicio, crean una serie de inconvenientes que derivan en otras situaciones afectando el adecuado desarrollo de la paramunicipal.

Últimamente, la gota que derramó el vaso fue el anuncio que se hizo acerca del incremento que se pretende hacer al servicio de agua potable con el fin de subsanar la morosidad y así obtener mayores ingresos que solventen un poco la economía de la paramunicipal, lo cual desató una serie de inconformidades entre la población y los regidores que integran el Cabildo Municipal.

Derivado de esto, se han implementado algunas acciones, como la campaña del PAN para luchar porque este aumento no se dé.

Pero eso no es todo, porque no solamente la morosidad es al que se tiene que combatir; ahora, la Junta de Agua Potable está implementando medidas para ubicar tomas clandestinas de agua en la ciudad, ya que se presume, hay una gran cantidad.

Todos estos factores han golpeado fuertemente la situación económica de la Japasa, pero no sólo esto se tiene que hacer para sacarla adelante, sino tomar medidas sobre todos aquellos usuarios que no pagan el servicio y aún así, siguen contando con él.