Opinión

No habrá milagro

JAQUE MATE

Por: Sergio Sarmiento

El sueño siempre iba más rápido que yo. Alcanzarlo…, ése era el milagro.

Anaïs Nin

La reforma energética ha sido en general bien recibida por empresarios y analistas financieros. HSBC Global Research señalaba el 10 de agosto que la legislación secundaria tiene "sorpresas positivas" que abren el mercado más de lo esperado. Bank of America Merril Lynch ratificó este 12 de agosto su opinión de que "la reforma energética es transformacional para México". José Antonio Fernández Carbajal, presidente de FEMSA, dijo el 11 de agosto que es "un parteaguas" como el Tratado de Libre Comercio."

Otros son más cautos. A Jorge Suárez Vélez le preocupa el papel demasiado importante que Pemex tendrá en los nuevos proyectos. Nada así vemos en países como Canadá, Noruega o Estados Unidos. Nuestro esquema es más bien similar al de Brasil, que ha enfrentado dificultades en los últimos años en sus inversiones petroleras. Otros advierten que la legislación secundaria ha elevado el contenido nacional obligatorio de 25 a 35 por ciento, lo cual puede provocar ineficiencias en la industria o corrupción.

La reforma facilitará sin duda la inversión productiva. Los proyectos de aguas profundas recibirán un impulso decisivo, ya que Pemex podrá ir de la mano de empresas internacionales con experiencia y capital. La paraestatal mantendrá probablemente control exclusivo sobre aguas someras, su especialidad, pero los pozos petroleros maduros en tierra tendrán un resurgimiento ya que habrá privados que inviertan para sacarles los hidrocarburos remanentes lo cual no era rentable para Pemex.

La reforma tendrá un impacto importante en la producción de gas y petróleo de lutitas (shale). México no ha tenido inversiones en estos yacimientos, a pesar de que ya están identificados, por falta de tecnología y porque requieren de operaciones pequeñas. Es probable que ahora decenas de compañías estadounidenses con experiencia desarrollen proyectos, aunque se enfrentarán a la resistencia de grupos políticos y ecologistas, en especial por el uso de la técnica de fractura hidráulica, y también a posibles extorsiones del crimen organizado. Los yacimientos están principalmente en Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila y Chihuahua. Una mayor producción de gas natural en México tendría un efecto inmediato en la economía. Actualmente Pemex importa 1,360 millones de pies cúbicos diarios de gas natural, un 21 por ciento de los 6,523 que produce. El costo de lo importado se duplicó de 1,216 millones de dólares en 2012 a 2,495 millones en 2013.

Quizá el mayor y más rápido de los beneficios de la reforma se perciba en la electricidad. La apertura eléctrica ha sido más ambiciosa que la de hidrocarburos. En electricidad hay también un mayor espacio para bajar precios. La electricidad en México es mucho más cara que en Estados Unidos, nuestro principal socio comercial, en parte por el mayor costo del gas y en parte por ineficiencia y robos de electricidad. Una mayor disponibilidad de gas barato reduciría los costos de generación. La posibilidad de que los actuales productores privados de electricidad puedan ofrecer ésta en un mercado abierto, en vez de entregarla a la CFE, puede también reducir precios a través de una mayor competencia.

No esperemos milagros, sin embargo. La apertura traerá quizá una inversión fresca privada de 15 a 25 mil millones de dólares anuales en petróleo y gas. La cifra no es despreciable, pero representa sólo entre el 1 y 2 por ciento del producto interno. En 2013 Pemex invirtió 26 mil millones de dólares pese a lo cual la economía nacional se mantuvo estancada.

Las ventas totales de Pemex fueron en 2013 de 1.6 billones de pesos (123 mil millones de dólares), un 10 por ciento de un PIB de 16.4 billones. Si queremos sacar al país de la pobreza necesitamos una transformación que vaya mucho más allá de la energía.

LEY CNTE

La Ley CNTE de educación en Oaxaca contraviene los principios básicos de la reforma educativa. El gobernador Gabino Cué debería rechazarla, pero está amenazado por la sección 22. Y hasta ahora ha hecho todo lo que ésta ordena.

Twitter: @SergioSarmiento